Tras las entrevistas, vamos a bailar para contarlo: crónicas electrónicas.