Una noche muy FUN en Watergate Berlín flotando con el live de Alexis Cabrera y la pantalla en blanco

La política de entrada de Watergate Berlín no tiene la misma fama restrictiva que la de Berghain, pero eso no quita que plantear una fiesta con globos hinchables como llamada a la pista no quede un poco extraño, ¿no?

Como siempre, la respuesta es depende, y en este caso solo hay una excepción posible que nos motive lo suficiente para acudir a la llamada colorida de los globos de fiesta: la noche Fun Records en Watergate Berlín prometía salirse de los trazados habituales del club y, según me informaron debidamente, así fue. 

Como colaborador habitual y acérrimo de los lanzamientos de Fun Records, la filtración (digámoslo así) de alguna de sus aventuras de club es siempre una noticia excelente, y en especial por lo poco frecuente que algo como lo que aquí nos reúne tiene lugar. Como también lo fue el celebrado mix en exclusiva de Neik, todo un honor para las redes de un servidor.

ACHTÜNG! INTERNET CONNECTION FAILED!

Golpe de realidad hostil, como un vaso de agua fría en la espalda recién levantado por la mañana o un globo de colores pinchándose a pocos centímetros de la cara de un inocente y festivo niño en su fiesta de cumpleaños: así me siento right now porque no puedo creerlo, miro una y otra vez la pantalla en la que estoy escribiendo y me hago cruces de que, tras una hora y media aporreando el teclado on fire —un tropel de cosas que ya nunca podré/podréis/podremos leer acerca de la Fun Night en Watergate Berlín—, se haya cortado la conexión a internet y la página del editor de texto palidezca ante mi estupefacción dejándome con los tres míseros párrafos que ya habéis leído y que no servían ni a modo de warm up.

A lo largo de la hora y media que acaba de escurrirse por entre los píxeles que señalan la hora en la pantalla del iMac, había logrado hablar de varias cosas relacionadas con el fiestón que Fun Records, con Barem, Alexis Cabrera y Ernesto Ferreyra protagonizaron hace apenas una semana.

Por ejemplo:

El Outfit que solo puedes llevar durante una FUN RECORDS NIGHT:

 Fun Records flotando en el club más célebre que roza el río Spree. 

Fun Records flotando en el club más célebre que roza el río Spree. 

 El único día que puedes entrar con este outfit en Watergate y ser el rey de la fiesta. 

El único día que puedes entrar con este outfit en Watergate y ser el rey de la fiesta. 

UNA FILTRACIÓN DE 3 OSCURAS PERO INFALIBLES IMÁGENES DE LA NOCHE FUN RECORDS

A pesar de la estricta política del club a la hora de impedir que las imágenes trasciendan más allá de sus paredes, una misteriosa fuente me hizo llegar de forma encriptada y en un USB aerostático estas tres imágenes que documentan el arsenal usado por Alexis Cabrera en su live.

Pero hay más, durante esta hora y media que ya debería dejar de importunarme, he hablado largo y tendido de la enorme oportunidad que supone el tener un documento en formato audio (en otras palabras, la grabación) del live de Alexis Cabrera. 

Poder escuchar este live es algo así como si Peter Matthiessen hubiese encontrado finalmente el leopardo de las nieves, un sonido salvaje cuya leyenda queda consumada finalmente ante el éxtasis de nuestros oídos.

Por eso, lo comparto apenas unos pocos días después y, me creáis o no, juro que lo escuché recién salido del club (bueno, quizás exagero, pero sí tuve la suerte FUN de escucharlo antes de que las redes lo mandasen a recorrer mundo y altavoces, ¿no me creéis? En fin...). Y aquí está, ready to live!:

Es evidente que, de todo lo que he intentado explicar aquí para salvaguardar el texto a pesar de haberlo perdido y de ser irrecuperable, lo que prima es lo que ya debería estar sonando en vuestros auriculares o altavoces gracias al autoplay de SoundCloud: el exquisito, exigente y soberbio trabajo que Alexis Cabrera ha estado elucubrando con sus máquinas durante mucho, mucho tiempo.

Paradojas del destino, recuerdo que Alexis me habló de lo delicado que era lograr montarlo todo en el club y, más allá de eso, alcanzar esa hora y media de live sin verse en algún que otro apuro o imprevisto debido a los gages del directo. Por suerte, la noche fue de lujo, y esta es su prueba.

En cambio, salvando todas las distancias, qué fácil parece escribir con un cigarro y un café tardío delante de la pantalla de siempre y qué extraño y ridículo es quedarte con el texto de nuevo en blanco por haber perdido la conexión a la red, como si estuviésemos en 1998.

Salga bien o salga mal, aquí hay un aprendizaje interesante: ya sea un live de proporciones épicas o un texto en la red, lo más importante es no olvidar divertirse pase lo que pase: es la única manera de salvaguardar la identidad del trabajo, la dignidad en caso de fallida suprema y también es una forma de autocompadecerse si realmente no hay manera de superar el bochorno. 

Como bien sabéis, me gusta cerrar las notas de prensa de Fun Records con una cita literaria. Ya tenía elegida la de este texto porque estaba realmente al final, y la recupero diciéndome: venga, esta vez habrá globos en tu fiesta de cumpleaños y todo el mundo podrá bailar con tu post y la gesta de Alexis.

When you stop doing things for fun you might as well be dead.
— Ernest Hemingway

MÁS FUN RECORDS EN VANITY DUST