Yo también entiendo al amigo fumador

"De verdad, hay esfuerzos y convicciones que nunca he logrado comprender. Siempre contemplé asombrado y un tanto suspicaz a esas extrañas criaturas capaces de morir por dinero y de desesperarse por la pérdida de una situación o de sacrificarse con grandes aspavientos por la prosperidad de la familia. Comprendía mejor a aquel amigo al que se le había metido en la cabeza dejar de fumar y a fuerza de voluntad lo consiguió. Una mañana abrió el periódico y leyó que la primera bomba H había explotado, se enteró de sus admirables efectos y se dirigió sin tardanza a un estanco a por tabaco".

La caída

Albert Camus 
Quiero un cigarro.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust