Weekend

Alquilo una película, la segunda recomendación de una amiga muy guapa (y que algún día dormiré junto a ella). La pianista, de Haneke. Ir al videoclub es el último acto en sociedad del fin de semana. El videoclub, grande y bien dotado, es de los que estaba antes del Blockbuster y sigue estando después, en plena era digital. Veo que han sacado Sabiduría Garantizada en DVD, una película alemana, satírica e inteligente, que habla de las paradojas que surgen del acercamiento de los occidentales al budismo Zen. Por favor, alquiladla si la encontráis. (tu, chica guapa, también. Si no, ya la veremos juntos).

El viernes Power Girl canceló la cita que teníamos para ir a ver la exposición de fotografía de Wordpress, en el CCCB (ya sabéis que ahora también soy fotógrafo, con lo que me interesa), debido al exceso de trabajo que tenía en la universidad, con los exámenes a la vuelta de la esquina. En vez de ello, acudí a otra universidad, a una fiesta a la hora del crepúsculo, organizada por Afro. Un despacho con 3 mesas, ubicado en un pasillo secundario de la facultad. Pósters de la organización a la que representa. Estudiantes que viajan alrededor de Europa bajo el cobijo de una agrupación de estudiantes. No es mala idea, es barato y tienes más posibilidades de follar y hacer creer a los nuevos conocidos que eres una persona más interesante de lo que realmente eres. De todos modos, todavía no he conocido a gente de este sitio que se drogue o que acabe detenida por escándalos varios, con lo que nunca le he prestado demasiada atención. Soy de los primeros en llegar y me apropio de una cerveza Damm de lata. Se puede fumar en el despacho con lo que sacó el Manitou y me lío un cigarro. Hace frío fuera. Va llegando la gente. Por el momento todo chicos que no conozco y no hago ningún esfuerzo por conocer. Algunos freaks amigos de Afro llegan. Son antiguos compañeros de instituto. Nunca tuve relación con ellos, puesto que yo me juntaba con la gente bien y cool. Siento aprecio por ellos y entablo una conversación agradable con Sk. Estudia informática. Quiere diseñar videojuegos y ahora está desarrollando un programa tipo menéame, como proyecto para una asignatura. Dice que la semana pasada pasó 4 días sin dormir a base de cafeína. Por algo está la coca, le digo.
Llega Natasha. Viste con ropa llamativa, chillona. Tiene un cuerpo que roza la perfección. Hay complicidad desde el primer momento. Me pregunta que si escribí algo sobre la noche anterior. Le digo que sí pero no le cuento los detalles acerca de la conversación con la gorda que todos vosotros habéis tenido la oportunidad de leer.
Voy a ver La pianista. Ambient no ha llegado así que la veré solo. 
Recomiendo Cut Copy, grupo al estilo Postal Service. Ideal para sentirse bien con uno mismo. Algo así como cuando cagas 3 zurullos seguidos gracias a los yogures Danone con fibras.
Ayer estuve en Nitsa. 3 cosas a destacar.
Chica 1: mientras levanto los brazos al aire como respuesta a uno de los cambios de beat del Dj, se acerca por detrás y me pone en la muñeca una pulsera luminosa, de color naranja. La acepto sin girarme. Lleva perfume. Me lo tomo como un "quiero que brilles esta noche". Uau.
Chica 2: Su amiga se está liando con un tipo que no para de darme golpes mientras se abrazan y se meten mano. La amiga (chica 2) se acerca a mí en tono amistoso y me dice, aquí hay rollo. No entiendo bien y le digo, si un rollo de cojones. Ella dice, ¿cómo?. ¿No es tu amigo?. Vanity: mira, nunca, en mi puta vida, he tenido ni tendré un amigo que a la primera que una tía le tira la caña se pone a hacer movimientos pélvicos de modo tan lamentables que jode con sus golpes a todos los demás. Le guiño el ojo, ella sonríe, perpleja. Añado: por cierto, la chaqueta del tío me parece patética, así que dile a tu amiga que no beba tanto cuando sale, luego se arrepiente de las cosas y el día siguiente se siente como una mierda. Silencio.
Chica 3: me dice, cuando ya cierran, "me gusta tu estilo". 
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust