ventosidades inoportunas

Animo a todos aquellos que merodeen por este blog a responder el cuestionario. Lo más probable es que la encuesta (siendo optimista) sea respondida por 2 o 3 personas, teniendo en cuenta el tipo de pregunta y el número de gente que conoce mi Vanity Dust (por ahora nobody).

Las ventosidades son el fruto final de un proceso de evacuación de gas que ha tenido un gran recorrido a lo largo del interior de nuestro cuerpo. Cuando viajas al extranjero sueles comprar algún detalle de última hora en el dutyfree del aeropuerto para traer a tu família (una caja de bombones o un producto local a precio de oro). Quieres demostrar que has pensado en ellos; posiblemente lo sacas de la bolsa de plástico con en logo del aeropuerto antes de llegar a casa para que no puedan reconocer dónde lo has comprado. 
Ventosear es un souvenir. Los gases que expulsamos nos ofrecen el hedor de todo aquello que han ido encontrando a lo largo del recorrido intracorporal. Un viaje de lo más excitante, oscuro y fuera de los circuitos turísticos. Una peste personalizada, con unas características irrepetibles, igual que la caspa, los granos y las manchas en la piel.
Los pedos son un comprobante; un recibo que certifica una buena comida o una ingesta de hamburguesas en el Burger King. Es difícil apreciar los matices entre la clase de alimento ingerido. En una universidad remota de Dakota del Norte, existe una asignatura no presencial que consiste en aprender a discernir entre distintas clases de peste. Los alumnos reciben botellitas de cristal con la etiqueta oculta, rellenadas por el mismo profesor experto en provocarse los pedos. Los estudiantes esperan impacientes la llegada de la botellita cada semana. Inspiran el contenido, como si se trara de esnifar cola, y con la misma pasión que un catador de vinos, los alumnos describen con pelos y señales sus impresiones. En el último apartado del trabajo, deben deducir que alimentos han sido los principales agentes causantes  del gas. Envían el trabajo por e-mail al profesor y para ver si han acertado, desenganchan la etiqueta y leen el verdadero contenido del gas. Pese al esfuerzo incansable de los estudiantes, la mayoría de ellos mujeres, se han otorgado pocas Matrículas de Honor.
Vamos, ¿ cuantos pedos te tiras al día?
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust