Una fiesta en la Zona Cero

Miras atrás y no ves una puta mierda. Ves más niebla que en casa de Bob Marley. Te preguntas qué fue de aquella fiesta. Ya no queda nadie vivo. Todo fue demasiado rápido. No hay respuestas. Se acabó lo que se daba. Y la casa se llenó de gente a la que no habías invitado. También se marcharon, dejando a su paso cientos de botellas de cerveza vacías y miles de colillas. Apartas la mierda hasta las esquinas de la habitación. Tratas de pisotearla. Los cristales se clavan en la planta de tu pie, el izquierdo. Intentas sentir dolor, pero no sientes nada. Y, luego, siendo incapaz de quitar el olor a sudor y a conversaciones sobre anoréxicas, unas enormes ganas de no hacer nada. Pensar en cómo un edificio se puede derrumbar estando tú cerca. Cómo es posible acudir a la construcción antes de que se hunda sin motivo alguno. Es complicado saberlo con certeza. Habrá que enviar un mail de reclamación a Foursquare. 

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust