Trentemøller: «En mi mundo perfecto la imaginación sería el único videoclip»

Trentemøller-In-the-studio-by-Jonas-Bang.jpeg

• Anders Trentemøller, genio y figura, continúa su trayectoria como productor hacia un lugar en el que la música impregne todos y cada uno de nuestros poros. Y cada vez se encuentra más cerca de alcanzarlo porque le sigue dedicando todos sus recursos creativos. Más instrumentos, más voces, mayor complejidad y sutileza en las melodías. El revuelo que ha seguido al anuncio de Fixion, su nuevo álbum, es considerable. Muchos recordamos a Trentemøller por álbumes como Lost y lo situamos como referente de la electrónica tan inteligente como pistera. Si revisamos su historial de lanzamientos, alucinamos al ver que lo han remezclado varios nombres que podrían estar entre los más dispares de la cúpula electrónica de los últimos tiempos (de Modeselektor a KiNK y de Andrew Weatherall a Minilogue).

• Para escuchar Fixion toca esperar hasta el 16 de septiembre de este 2016, pero la providencia ha querido eliminar la espera para hablar directamente con Anders Trentemøller. El teléfono del genio danés debe estar conectado a la corriente las 24 horas del día, porque de otro modo sería imposible que aguantase su ritmo de llamadas internacionales. En plena campaña de difusión con los medios, Trentemøller encadena entrevistas para publicaciones de todos lados y, en el caso del castellano, los medios españoles y latinoamericanos exprimen el reloj y tratan de no desfallecer ante la diferencia horaria. Entre unos y otros he tenido la enorme suerte de poder tenerle al otro lado de la línea. En esta entrevista, que solo podrás leer aquí, te sentarás cara a cara con él:

Anders Trentemøller te cuenta cómo ha logrado superar la soledad que te acecha cuando te pasas meses (y años) encerrado en el estudio y por qué prefiere hacer directos en vez de dj sets. También declarará su amor por el vinilo(sin postureo, ya verás) y te dirá por qué confía más en tu imaginación que en un despliegue audiovisual que te provoque una contractura de tanto mirar hacia una pantalla gigante.

Fixion
In My Room
Fixion
By TRENTEMOLLER

 

Una de las cosas que destaca de tu trayectoria más reciente, y que refuerzas en Fixion, es la constante apertura de tu sensibilidad musical. Cada vez tienen menos razones para justificarse aquellos que te etiquetan como productor de música electrónica.

En cuanto a Fixion, me sorprendió saber que comenzaste a producirlo justo después de la última gira con tu banda. En vez de tomarte un descanso hiciste justo lo contrario: volver al estudio de cabeza. ¿Tuvieron alguna relación los conciertos de la gira con tus ganas de producir Fixion al terminarla?

Los directos no me afectan a la hora de producir, para mí son dos cosas totalmente separadas. En el estudio no quiero tener nada que me limite. Por ejemplo, no produzco las canciones pensando en si se podrán tocar bien en directo o no. Cuando produzco intento utilizar todas las posibilidades de las que dispongo para manipular sonidos. Si no lo hiciese de este modo, muchos temas no llegarían a su fin porque no serían viables. Solo reúno a la banda cuando las canciones están terminadas y las he entregado a la discográfica. Será en ese momento, y no antes, cuando intentemos adaptar los temas para que puedan ser tocados en directo.

Fixion by Trentemøller.

Es decir, primero produces explorando al máximo las posibilidades creativas del estudio y, en segundo lugar, planteas con la banda cómo puede hacerse un directo con los resultados.

Exacto. El verdadero reto es lograr esa adaptación. No me interesa que la banda "imite" las canciones del álbum. El objetivo es rehacer las canciones para que suenen mucho mejor al ser tocadas con banda. Por eso, casi siempre las canciones que tocamos en directo suenan de manera muy diferente al álbum. Quizás en el álbum aparecen 5 sintetizadores diferentes o uso 8 guitarras distintas. Obviamente, ¡no podemos meter todo eso en un escenario! Tenemos que descubrir los elementos esenciales de cada canción y trabajar desde ahí. Además, a menudo añadimos nuevas partes a los temas originales porque nos parece que en directo lo harán mejorar.

Con este proceso prácticamente creas dos álbumes paralelos. Por un lado, el que sale del estudio y, por el otro, el que sale tras reunirte con la banda y reconstruir los temas para ser tocados en directo. Respecto a tu actual dedicación a los conciertos con banda, me planteaba que incluso a día de hoy debes seguir recibiendo muchas propuestas para hacer dj sets. Diría que tu decisión va en contra de la tendencia actual: cada vez es más habitual ver a miembros de una banda ghaciendo dj sets en clubes y festivales.

Es cierto. A día de hoy apenas hago dj sets. No es que me aburra pinchando sino que no me resulta tan estimulante como un directo.

Me divierte mucho más tocar mis temas en directo

que hacer un dj set para la pista

Trentemøller

El mayor objetivo de un dj es poner temas para que la gente baile y para mí esa no es la prioridad cuando hago música. Aunque una parte de mi música es bailable, me gusta producir temas que están hechos para ser escuchados. Es cierto que encontrarás el groove en algunos temas pese a trabajar cada vez menos en ese aspecto. Por otro lado, como decía, me hace más feliz tocar mis temas que pinchar los temas de otros.

En tus álbumes y discos anteriores destacan algunos videoclips que han realizado directores reconocidos. Son trabajos que cuentan una historia y que van más allá de un relleno estético para acompañar la música. ¿Te interesa trabajar otros lenguajes más allá del lenguaje musical?

En realidad, no del todo. En mi mundo perfecto no existirían los videoclips. Muchas veces los videoclips reciben demasiada atención y pasan por encima de la propia música. Una de las maravillas de la música es que puedes cerrar los ojos y dejarte llevar por lo que te sugiere la imaginación. En mi caso, si hago videoclips es para que mi música llegue a más lugares y más gente. Intento que reflejen mi manera de entender la música pero, sinceramente, no es lo mío. Lamentablemente, a día de hoy es casi una obligación tener un videoclip cada vez que sacas nueva música. Con los videoclips, la magia de tu imaginación se queda paralizada y pasa a depender de las imágenes. Los videoclips condicionan tu manera de escuchar la canción. Honestamente, no me reservo grandes dosis de energía para hacerlos.

El nuevo single de Fixion que Trentemøller ha compartido en las redes antes del lanzamiento.

La imagen y los visuales han ido ganando importancia en la música en las últimas décadas. Ahora, con las redes sociales, las imágenes van más allá de la música y entran en la vida personal. Lo que comparten los artistas fuera del escenario y las celebridades es un tema de conversación recurrente. Muchas veces se da por sentado que tienes que compartir ciertas cosas de tu vida personal si quieres que hablen de ti. Por lo que me estás comentando, no parece que sea tu intención seguir esta tendencia si ello implica dejar la música de lado o relegarla a un segundo plano.

Efectivamente, mi prioridad absoluta es centrarme en la música. En comparación con la música que hago, mi vida personal no es tan importante ni considero que sea interesante para otras personas. Eso no quita que si estoy de gira quizás comparta un vídeo de la banda ensayando o algunas fotos mientras montamos antes del concierto. Sin embargo,

Si estoy en un buen restaurante no verás fotos mías en las redes porque no soy un

foodie ni pretendo compartir aspectos de mi vida privada fuera de la música

Trentemøller

Esta no es mi manera de entender mi papel como músico. Los artistas que recién empiezan su carrera ya sienten esa presión por tener que compartir todo lo que hacen y, como decíamos, no tiene por qué ser así. Compartir la vida privada no es positivo en sí mismo. A veces es mejor tomarte un descanso en las redes sociales y usarlas cuando tienes algo interesante que contar.

Fixion | Trentemøller
Fixion | Trentemøller
Trentemøller in the studio by Jonas Bang.

Trentemøller in the studio by Jonas Bang.

Respecto a los medios de comunicación, tu trabajo estas últimas semanas antes del lanzamiento de Fixion está siendo brutal. Pocos artistas tienen una cantidad tan elevada de entrevistas en tan poco tiempo. ¿Cómo es tu relación con la prensa?

Me lo tomo como una parte de mi trabajo. Al mismo tiempo, si te hablo honestamente, me siento agradecido porque la gente quiere hablar conmigo acerca de mi música y de lo que he pensado al producirla. Después de pasarme un año y medio encerrado en el estudio, hablar con los medios me resulta gratificante. Si me pasase el día rodeado de paparazzis, ¡eso sí sería una pesadilla! Por suerte, mi trato con la prensa es mucho más sano y positivo y siempre se ha centrado en mi pasión por la música.

Desde su gestación inicial hasta terminarlo, le has dedicado a Fixion un año y medio. A lo largo de este tiempo, ¿qué períodos y estados de ánimo has atravesado a nivel creativo?

Trabajar solo supone un reto porque todas las decisiones pasan por uno mismo y por lo tanto solo tú asumes toda la responsabilidad. A veces es muy duro salir del estudio por la noche creyendo que has hecho un tema muy bueno y darte cuenta al escucharlo la mañana siguiente que, en realidad, es horrible. Pero luego existen esos momentos raros y mágicos donde todo parece cobrar sentido, aunque te hayas pasado 8 horas seguidas trabajando sin acordarte de comer. Me gusta ir al encuentro de este tipo de momentos mágicos.

Durante la producción de Fixion me he acostumbrado a trabajar en soledad. He aprendido a relajarme, a no perder la paciencia conmigo mismo ni a bloquearme si veo que no tengo un buen día. Si no estás inspirado o ves que lo que haces no funciona, es mejor que te des un descanso. Ya sea dar un paseo por la playa o hacer otra cosa, conviene dejar el estudio y regresar al día siguiente.

Aunque este es mi cuarto álbum, con Fixion he aprendido más que nunca

a trabajar a solas en el estudio

Trentemøller

Dices que aprendiste a desconectar del trabajo si un día no te sentías con la concentración para estar encerrado en el estudio. Hablabas de pasear por la playa, por ejemplo. En Dinamarca, ¿encuentras en la naturaleza ese espacio mental necesario para recomponerte y regresar al estudio con la mente más preparada?

La naturaleza es una enorme fuente de inspiración para mi música. Vivo en las afueras de Copenhague y, por eso, la playa queda muy cerca de mi casa.

Durante el invierno, mientras estaba inmerso en la producción de Fixion, comenzaba el día dando un largo paseo por la playa. En esa época del año, la playa está totalmente vacía, hace frío y a veces nieva. Al pasear solo, me invadía una sensación de vacío que despejaba mi mente. El ambiente solitario y vacío que impregnaba esos paseos fue muy positivo y trataba de llevarlo conmigo al entrar en el estudio. Lo mantenía como un punto de partida desde el que ponerme a trabajar. Pasé mi infancia cerca del campo y la naturaleza es algo que ha estado siempre presente a lo largo de toda mi vida. No sé si es algo que pueda apreciarse en mis composiciones escuchándolas desde fuera. Sin duda, su influencia sigue estando muy presente.

La influencia de la naturaleza en mis composiciones

es mucho mayor que la de los espacios urbanos

Trentemøller

Trentemøller by Sofie Nørregaard.

Trentemøller by Sofie Nørregaard.

La declaración bucólica de Anders Trentemøller me ha llevado a imaginarme en medio de esa playa danesa por cuya arena paseaba el músico durante su ritual matutino mientras creaba Fixion. Sin embargo, en medio de mi ensoñación, Trentemøller se excusa y me recuerda educadamente que nos queda solo un minuto porque en breve tendrá otra llamada de otro periodista. No me pilla del todo por sorpresa. Estaba avisado del timing y, de hecho, ya lo hemos rebasado en unos tres minutos. Sin más, me lanzo a por un cambio de tema. Todos le hemos dado vueltas a lo que voy a plantearle como closing. Es obvio que él también. Trentemøller responde añadiendo una contundencia en la respuesta y un mayor interés del que esperaba en el mejor de los casos. 

Para Fixion lanzarás una edición especial en vinilo que tiene un cuidado especial con el objeto en sí. Se nota que has cuidado este aspecto y me gustaría saber si el vinilo sigue siendo un formato singular para ti.

El vinilo siempre ha sido importante para mí. De hecho, todos mis álbumes han salido también en vinilo. Me gusta la idea de tener que levantar el culo del sofá cada tres temas para darle la vuelta. Elegir cuál es la canción que cierra la cara A, por ejemplo, se convierte en algo importante.

Además, el artwork luce mucho mejor que en CD o que en una foto minúscula del móvil. Respecto a su sonido, no es un cliché que el vinilo suena con mayor calidez que otros formatos. Ahora hay gente que escucha música desde los altavoces del ordenador o desde el iPhone y pierde muchísima calidad. Creo que es una pena. A mí me gusta tanto su sonido como la sensación de tener el vinilo en las manos. Lanzamos esta edición limitada de Fixion con doble vinilo para la gente que aprecia su calidad. La pequeña sorpresa extra que contiene es solo una muestra de agradecimiento.

• Anders Trentemøller | Web · Facebook · Instagram · Twitter · SoundCloud

• Fixion | Álbum disponible | 16.09.2016