There is no best seat

Para contemplar cómo un hombre barbudo penetra a una rusa anoréxica de 18-2, no existe un lugar adecuado. La mejor visión posible es dejar en manos de un cámara amateur que ha grabado la escena con todo detalle. Las convulsiones y gemidos fingidos de la chica, la cara de éxtasis del felpudo grasiento. Si siempre somos nosotros los que follamos, rompemos el negocio para los gordos barbudos, que merecen, como Warhol propuso, sus 15 minutos de fama. Los 15 minutos son relativos, los gordos felpudos no suelen aguantar tanto, con 5 minutos están más que preparados para estucar la tez fina e impoluta de Kovarskova Lipovetnka (de 18-2). Comentando entre cervezas Moritz la jugada de este 2009, R.Ü.A/Commander me recordó, a modo de lección ilustrativa, que no estamos aquí para impartir saber, ni dar lecciones, ni mostrar sentimientos que, en realidad, no tenemos. Una premisa esencial es no tener que rendir cuentas a nadie, esto no está regulado por Hacienda. Si le damos una vuelta de tuerca, podemos citar al difunto Paul Arden, y pensar lo contrario de lo que pensamos, y afirmar que en efecto, estamos aquí para impartir saber y mostrar los sentimientos.
Impartir saber:
La obra de arte total es eyacular encima de un e-book y regalarlo firmado a una dependienta de perfumería.
Mostrar sentimientos:
Lloro de alegría al ver mis cuentas bancarias a fin de mes. ¿Cómo puede ser que a pesar de los diez gramos de coca, los servicios de señoritas, la inversión en libros, el despilfarro de billetes que ofrezco desde la ventana de mi loft a mis fieles y la visita semanal al casino on-line afincado en Las Vegas, mi cuenta bancaria siga teniendo una salud tan sólida como la de Fidel Castro?
Mulder y Scully deberían dejar de investigar a los jodidos extraterrestres y ponerse manos a la obra para entender cómo he pagado un tabique nasal de plata y 4 dientes de oro.
El gordo barbudo se corre en los pechos en proceso de crecimiento de la rubia rusa de 18-2. Es momento de felicitar al cámara, ausente durante el acto sexual, y rezar por él y pensar que el gordo barbudo ha sido generoso y le ha dejado tirársela después.
Feliz ano nuevo.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust