Te lo recuerdo

SMS: eh Vanity! tenemos que quedar un día, tengo que explicarte muchas cosas!.

Town es un tipo que, pasados los 3 meses de contacto inicial que me cayó bien, me toca profundamente los cojones. Suelo escribir de modo acurado, para no caer en blasfemias gratuitas. Tocar los cojones no es una expresión de mi agrado, la usa gente pobre y, a menudo, vulgar. Es como el "de puta madre"; la digo, pero nunca la escribo.
La reflexión léxica no tiene nada que ver con el objeto y propósito del post.
Objeto: Town
Propósito: reducirlo aun mero payaso autosatisfecho y engreído, pedante y mal vestido.

Espero haberos metido en la cabeza algunos prejuicios de este tipo.

SMS de Vanity: muy bien! ya me dices algo para quedar. Saludos

Evidentemente, después del mensaje no dijo nada más, con lo que quedó en el aire la cita. La pregunta es: ¿Por qué coño me mandas este mensaje y luego nada, mamón?, me importa una mierda-otra vulgaridad- tu vida así que, no me recuerdes que existes, que ya me cabrea lo suficiente y, si me lo recuerdas, se consecuente con tu propuesta.

Hacía meses que no sabía nada de él, más o menos desde que empezó a salir con una chica 3 años menor que yo, algo así como Maloles, que había sido una gran amiga mía y que, después del inicio de su relación, lo dejó de ser.

Town sabe como reventarte la cabeza con información inútil que genera él mismo (a propósito) para confundirte y poder seguir hablando de temas "fascinantes", que surgen aparentemente sin preparación alguna de su cerebrito. Se gusta demasiado. Yo- Vanity- estoy enamorado de mi, de mis lamentables imperfecciones y siento, al mismo tiempo, un odio que roza lo enfermizo. Sé, por otro lado, que nadie está enamorado de mi y, vete saber cuando, está situación puede revertirse. Town nunca se autocritica, siempre habla de lo bien que anda su vida, de las chicas, de sus estudios, de sus viajes, de sus deportes, de su trabajo, de sus creaciones.

en los pocos meses de relación amistosa pasaron las siguientes cosas:

1. Se puso a escalar.
2. Compró un terrenito en la Luna
3. Quería ir a hacer un trabajo en Corea del Norte
4. Estaba dando clases a niños y ganaba mucha pasta
5. Se la chupó una profesora de la Universidad
6. Me robó a la amiga
7. Preparaba un ensayo filosófico para explicarlo al grupo de amigos.

En definitiva, un chaval listillo que se las da de great mind. Sólo puedes dejarlo hablar, que vaya contando sus movidas. Con cada nueva afirmación, espera tu reacción, desea verte asombrado por sus ideas y acciones. Su sentido del humor no está mal, lo único que ocurre es que él es el primer oyente de sus gags, con lo que la situación roza el ridículo.

Mensaje directo para Town:

Deja la bohemia y la Vida para los que sabemos apreciarla, para los que el fracaso es el pan de cada día, para los que estamos aquí cuando podríamos estar perfectamente en un manicomio. Guarda tus malditos chistes para tu novia, esa pija que conocí en clase de inglés y que intenté convertir, a modo de Mesías, en una tía decente y con dos dedos de frente. Llegaste tu y la deslumbraste con tu mundillo de sabelotodo y la pobre aun está pagando las consecuencias. Métete por el recto tus aventurillas de Einstein amateur y dedicate a los videojuegos, creo que se adaptarán mejor a las fantasías de tus ingenuos sueños. No te las des de cachas, sencillamente porque tengas una especie de musculillo en el brazo salido de vete a saber dónde. En fin, viejo amigo, que ya no te compro la moto, que estás ansioso por sacarte de encima: No quiero participar en la construcción de tu vivienda de bajo coste. Tendrás que aguantarte tú solo, y aquellos a los que consigas encandilar con tu supuesta vida que, sujeta a ser considerada digna, se me antoja como un sucedáneo de una vida lúdica sustentada por un ex freak que ha descubierto que casi puede ser normal. Luego ha pasado a ser cool y, ahora, ha pasado al museo de cera. Tengo un puto lanzallamas, te lo recuerdo.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust