Maya Jane Coles. DeadMauFail y a punto de Garnier #epicsonar2012

Siento mi boca como un cenicero de un avión de pasajeros de los setenta en un vuelo de 15 horas. Saco mi paquete de chicles y mastico como tres aprovechando que las mandíbulas llevan un ritmo envidiable, por sí solas, en velocidad de crucero. Estamos en DeadMau5 con BlondUp, un escritor irlandés que ha debutó a los 14 años con  "Memorias de una profesora sin prozac". Ahora vive de la literatura, y está en Barcelona para, básicamente, salir de fiesta, follar y escribir su séptima novela, a los 22 años. No para de preguntarme si tengo más drogas y le digo que sí pero que tenemos tiempo de sobra, aunque DeadMau5 me está decepcionando. Temazo tras temazo, los audiovisuales son una feria delirante, entre lo alucinante y lo Lloret de Mar o Ibiza Matinée. Está más claro que el LSD, el tipo no pincha una mierda, sencillamente le ha dado al Play y la cabeza de ratón le cambia de color y levanta los brazos y gana un pastizal. Es decir, aunque sea bastante mediocre todo junto, esta artimaña comercial se merece todos mis respetos. Y lo cierto es que tiene una serie de temazos brutales que sí es entretenido escuchar, mientras BlondUp se contonea como si tuviera un ataque epiléptico en modo Hawaiano.
Antes he tenido uno de los flashes amorosos más grandes desde la caída de Lehman Brothers (En realidad, a partir de ahora, el calendario occidental debería llamarse año 1 Antes de .L.B o año 4 Después .L.B). Se llama Maya Jane Coles y pinchaba en #sonarlab con su flequillo incuestionable, más allá de la moderen, y un contoneo femenino al ritmo de su propia música que podría derrumbar todo el equipo de LEDS entero.

                                                                         ¡UAU!

Salimos de DeadMau5 algo mareados por el sudor y el griterío general y a codazos llegamos a la barra. Hay un tipo que conoce a BlondUp (¡tú, eres famoso!) y nos invita a birras por doquier. Así que el ciego ya saluda por la ventanilla. Luego pasamos por el baño a limpiar nuestras tarjetas de crédito y seguimos en ruta al más grande de los Dj's de la historia mundial Antes L.B. Para llegar ahí tenemos que cruzar el bizarro espacio con los autos de choque en medio, cosa que me toca las pelotas, porque es el típico espacio mal aprovechado lleno de gente borracha dando tumbos. Justo ayer, viernes, una gorda inglesa vino a buscarnos a Kent, el colega broker francés y a mí y nos dijo
-You are sou cute.
-You are not. We are really sorry, but you are not. I wish the drugs had been more effective to me. Pero es que ni me atrevo a manosearte este massive ass que llevas por bandera.
No entiendo qué gracia tiene subir a los autos de choque yendo borracho. Supongo que es incapacidad por vibrar con la música, y ya. Necesitas dar vueltas como si tuvieras cuatro años, pegándote de ostias contra otros borrachos como tú, perdiéndote a Nicolas Jaar o las italianas que bailan como las amigas de Berlusconi en sus fiestas privadas. 
El escenario de #sonarpub es magnánimo, rodeado de pantallas que graban en todo momento cualquier respiración del artista en cuestión. Una carpa de dimensiones grotescas emite destellos de todos los colores, y el sonido te destroza lo poco que queda de tímpano. Todavía no es de día, qué prisa hay.
Mención a New Order
New Order ha tocado a las 11. He escuchado un par de temas. Es como aquellas madres que cuando llegan a la menopausia deciden responder ante su propia decadencia operándose las tetas y pintándose de nuevo los labios y esconder sus estrías con medias negras y minifalda. Se les ha pasado el arroz, el cantante es gordote. Aunque ya sabemos que en tiempos posmodernos donde la moral ha quedado subyugada a una especie de incapacidad para juzgarlo todo, ¿qué puedo criticar yo si este grupo sigue atrayendo a groupies nostálgicos o a jóvenes poco ambiciosos?
Laurent. Sí.


                               Aunque en la red haya vídeos como este, cuesta hacerse una idea, de verdad.

Laurent, y otros momentos que no recuerdo pero que apunté en mi Moleskine edición PacMan, en próximas crónicas sentidas e inapelables.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust