Fuera de concurso

-Sí, es verdad señor. Podría participar en el concurso de 1 año en 1 post de atrápalo y juntarme con una cantidad de blogs que hablan sobre el tiempo en Noruega y la crisis económica en Malasia. Podría aparecer al lado de catetos que van de graciosillos y que realmente esperan ganar un viaje a NY para comprarse la archifamosa camiseta de "I Love NY".
Sí, señor, lo sé. Soy un maldito engreído, un prepotente, un tipo que se las da de sobrado, sin motivo alguno.
Es verdad, señor. ¿miedo de perder el concurso?. Mire, eso se lo dejo claro. Con 22 años, he perdido a la mujer de mi vida-cuando tenía 16-, he perdido 3 años de universidad por mis movidas psicóticas, he perdido dinero perdiendo cosas que valen dinero, he perdido tiempo, mucho tiempo, viendo películas de mierda y riendo los chistes border line de xulikàásh17 sencillamente porque tenían buen culo.
Hacerlo fuera de concurso...ya, ¿porqué?, ¿para demostrar a mis lectores que puedo hacerlo sin ningún esfuerzo ? ¿que estoy por encima de registrarme en una web que me estaria tocando los cojones día y noche con cosas como "pasa el fin de año en Kabul por 29€****?
Sí, no me joda viejo, claro que tengo lectores, gente que me lee entre líneas, gente que me lee drogada y gente que mira las fotos y vídeos porque no sabe leer. Luego tengo amigos que me dicen "tío, eres cojonudo" sencillamente porque no quieren que vuelva a caer en la bebida.
*comida del avión no incluida
*gatos de distribución(?¿) no incluidos
*colchones del hotel no incluidos
*la piscina del hotel no es climatizada.

-Bien señor, ¿si lo hago me dejará en paz y perseguirá a esa chica de 13 años que acaba de pasar por nuestro lado?. Trato hecho.

El año en 365 palabras.

La tendencia cíclica de nuestro sistema y, por ende, de nuestra sociedad capitalista, ha vuelto a confirmarse. Después de años de desmesurada bonanza, una fuerte crisis económica sustentada, no solo en un sistema financiero sin escrúpulos, sino en un nuevo paradigma de valores morales emergente, completamente distintos a los cánones decimonónicos, han sumido el mundo en una depresión al más puro estilo La Gran Depresión del 29.

Mas no podemos cerrar el año hablando sólo de eso. En 2008, ha habido más, mucho más. Como en cada año, se ha creado, se ha pensado, se ha luchado.

Se ha perdido, se ha destruido, se ha muerto.

Han brillado ciudades que han confirmado nuevos imperios, han seguido existiendo las ciudades dejadas por la mano de Dios.

Pekín deslumbró.

Bagdad sigue perdida en el espiral negro de la violencia y el desespero.

La tendencia cíclica a la que me refiero tiene, sin duda alguna, su lado positivo: la capacidad innata del hombre para reinventar y reinventarse. En EE.UU, han ganado los colores. Obama está aquí, para recordarnos que todo es posible y que “yes, we can!”.

¿Cumplirá?¿ sacará del agujero a su país?.

Entramos ya en el tercero y último elemento clave de lo que ha sido este año y, por analogía, de lo que suelen ser los años vistos por el ojo humano.

La duda y la incertidumbre. ¿Estamos yendo hacia un futuro mejor?, ¿Qué ocurrirá con Tibet?”. “¿Se merecía “Le Clézio el Nobel de literatura?”, ¿un día llegará la playa hasta el rellano de mi casa?.

No podemos olvidar que ha sido un año de nacimientos y nuevos proyectos. Nació Él, el nuevo Rockstar de la red, el Jesús de la Vanidad, el monster cock de la decadencia. Contamos, en nuestro haber literario, con la figura de Vanity Dust. Él nos ama y perdona nuestros pecados porque Él es el primero en cometerlos. Hace apología de la perdición, de la crisis personal como modo de vida, del sexo por el sexo por el sexo por el sexo, del odio a lo que tiene unos quilos de más, de la falsa opulencia y la bizarra sofisticación. Conjura el proselitismo del “me da igual”.

Celebra los eructos como símbolo del buen funcionamiento del aparato digestivo.

Mierda, me he pasado 10 palabras de lo permitido.

-Sí, señor, no me toque los cojones. Le recuerdo dos cosas:

1. Estoy fuera de concurso.
2. Cuando uno habla de uno mismo y se hace llamar Jesús de la Vanidad, no puede escatimar en palabras.

Burp.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust