Sí al cambio climático

gigantic-snow-storm-across-the-united-states.jpg
El coche de la reportera es el de la derecha.

 Cuanto más se habla de la nieve en un telediario, más aburrido demuestra estar un país. Cada año hay una nevada histórica. La mediocridad va necesitada de vivencias excepcionales.  Y conectamos en directo con Manola De Móstoles. Manola, esa pobre joven periodista -pobre en todos los sentidos- que narra la noticia, haciendo un stand-up con gorrito y poniendo cara de estar recibiendo un generoso bukkake. Y también intentado impregnar la absurdidad de su conexión con un pequeño gesto humorístico tipo "¡cuidado con los resbalones al salir de la panadería, no se atraganten con el cruasán!", mezclado con un sobrio "han muerto casi tres abuelos por el frío en su casa, uno de ellos se ha tragado el abrelatas".

Pero las nevadas son simpáticas, porque cada año, a parte de cientos de conexiones en directo de becarias cachondas, se pueden usar las mismas imágenes que el año anterior. Durante las nevadas nadie va a trabajar a las redacciones de los periódicos ni a las oficinas de las teles en bancarrota. Es así de fácil: rebuscar imágenes de los ochenta de niños tirándose pedos y bolas de nieve. Ya vale, para qué más. Señoras gritando -mucho, con pronunciación jeroglífica- (que cada año afirman que nunca habían visto tanta nieve desde hace milenios, desde que sus bisabuelos iban en taparrabos) que se les ha ido la luz, y su canario ha muerto, empalmado. O imágenes de una señora que celebra que ha ganado la lotería de navidad en pleno febrero (o cuando coño sea la nevada), mezclando nieve con navidad con lotería con alzheimer.
Es decir, que sí, que cada puta vez que nieva el país se paraliza. Los niños no van a clase -como si  eso también fuera cosa de la nieve-, caen unos árboles de mierda -débiles, inadapatados, malditos errores darwinianos-, los funcionarios duermen igual que cada día -8 horas en casa, 5 en el trabajo, que pasan a dormir también en casa-, y las putas se ponen anorak fucsia. 4.600.000 parados y un país supuestamente  "paralizado" por la nieve. De parados al caramillo, eso sí es entrar en calor.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust