Sexo en el fin del mundo / Paris Set Week VI /

P1040637.jpg

Si hubiera espacio para tres personas en un corral, pensad en Mr. Pánfilo; con su habitual filantropía de alcahueta y su piadoso deseo de interceder por el bien de una pareja y, para qué negarlo, equilibrar su autoestima, sería él quién cogería el ticket para entrar a pisar pienso y otros objetos de valía rural. Junto a los dos posibles enamorados-como se verá, no es la palabra exacta-, sentados encima de defecaciones y orines de animal habitual en una granja idílica, imaginada por un tipo de ciudad, hablarían los tres del porvenir de los dos.

Mr. Pánfilo- Queridos, respirad ambos este aire bucólico. Como bien sabéis, no hay tiempo que perder.

Chica, algo exaltada: Mira, esto huele a mierda, estamos en medio de un puto bosque y me apetece ir al cine con las amigas. No conozco de nada al tipo este que me quieres enchufar. No sé por qué coño tuve que responder a tu puto anuncio del periódico.

Recordemos, ya que sale a colación, el anuncio:

Supongo que ahora será más fácilmente comprensible, por qué, ante la (in)certidumbre del fin de los tiempos, la chica, desdichada y sola, decidió responder al anuncio insertado dentro de una publicación gratuita, en la sección de contactos. "Ama, y goza de la eternidad antes de que sea demasiado tarde".

El chico, por su parte, lleva usando este servicio relacional desde que se fundó la empresa, en 1994, y esta es su 46 vez que acude al bosque idílico con Mr. Pánfilo.
Está científicamente demostrado, una parte importante de la población, al ser preguntada por lo que haría si el mundo se acabara es: follar, echar un polvo, en un sitio público, en una especie de orgía redentora y desesperada.

El chico, totalmente insertado dentro de este círculo comercial propuesto por Mr. Pánfilo, la catalizadora ecuación Fin del mundo= sexo fácil, follaba casi en cada ocasión. Buena estrategia, si uno asume que la estratagema es cortoplacista, por su propia naturaleza; el último polvo sobre la faz de la Tierra no casa con la estabilidad de una relación sentimental a largo plazo. Eso, según como se mire, son gajes del oficio. Y quizá, sin esta estrategia sexo antes del fin del mundo, sería más difícil follar e igual de probable que la relación terminara en el muy, muy corto plazo.


El porqué de la negativa de esta chica concreta a dejarse engatusar, cuando las otras no perciben que es, en efecto, un engatusamiento, sino una situación real a la que hay que responder con los instintos, sigue siendo discutible. Ciertamente, todo hubiera sido más coherente si la chica fuera una incrédula y se la hubiera chupado a los pocos minutos, pero entonces estaría obviando el porcentaje de mujeres que, ante la creencia del fin del mundo, no se lanzarían a follar con cualquiera. Así que, optando por lo políticamente correcto y neutral, la chica regresó al cine a con a sus amigas y el chico, decepcionado, se conectó a Youporn y se hizo una paja.

Post influenced by €rO$

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust