Se buscan bloggers auténticos

Belalugosis, Fag, Southmac y Vanity se encontraban en el BMW Serie 1 de uno de ellos, circulando por encima de la velocidad permitida por la zona alta de la ciudad, con ganas de llegar a su nueva oficina. Bajaron la música, que era un CD de M-nus/Can, que ponía de los nervios a todos menos a Vanity, que bamboleaba la cabeza despreocupado y al mismo tiempo intentaba limpiarse con la lengua el resto de polvos blancos que tenía alrededor de la nariz. Aparcaron el coche en el párking privado y dejaron las llaves al de seguridad para que lo dejara en su sitio y limpiara el interior, lleno de ceniza, manchas de alcohol y restos de cocaína de la noche anterior.
Era un día importante, necesitaban ampliar la plantilla de bloggers y descubrir nuevos talentos. Era el día del casting.

El cartel que habían preparado y colgado en todos los rincones de la ciudad rezaba así "Se buscan bloggers auténticos. Auténticos en el sentido de la definición de la Real Academia, no de ningún anuncio de compresas o de cremas antiarrugas".

Se sentaron en la mesa redonda de una de las salas, que tenía como decoración un cuadro. Un espléndido montaje de Gat Cabut, con un par de chicas desnudas, unas luces de neón y un ordenador portátil con una imágen en la pantalla, irreconocible pero llamativa. Valorado en...pasta, bastante pasta.

-Bien socios, vamos a ser efectivos, hoy es el día de las chicas. Queremos una chica blogger. Más bien una mujer, con lo que no perderemos el tiempo con chiquillas adolescentes que se sienten orgullosas de su blog y de su popularidad entre lectores de la Sombra del Viento y Los Pilares de la Tierra, ¿queda claro?. No es un casting porno, pero las que lleven escote tendrán puntos a favor.- Cuando Southmac hablaba, todos asentian. Respondieron al unisono:
- Sí, madre superiora.

- ¿Nos las podremos tirar?.-
-Calmate, Fag, ayer estuviste con 3 rumanas de 105 de pecho, ¿qué más quieres?- Belalugosis era el que traía sentido común al grupo.

La primera candidata entró en la sala acompañada por la exhuberante secretaria de 18 años que habían contratado recientemente, cuando la publicidad de Adsense llegó a producir unos ingresos equivalentes al PIB de Zimbawe durante una década.

-Hola Siéntate.- Vanity estaba deseando entrar en acción.- ¿No consideras que venir con unas gafas de culo de botella es un mal comienzo, pequeña?
- Bueno...hola!, no sé siempre me pongo lo que quiero, soy así.
- Muy bien, cuando busquemos una alma joven para cuidar de nuestros abuelos, para limpiarles el culo y darles la medicación cada 3 horas, te llamaremos, ¿ok?, se me olvidaba, cuando salgas, tira a la basura el libro de Paulo Cohelo que llevas en las manos. No es por nada, sólo que debido a los nervios que tienes, se te ha manchado de sudor. Siguiente!, mierda, se me ha acabado el tabaco American Spirit.- Vanity llamó a Ruskïka, la secretaria, para que fuera al estanco a comprarle más. Le dio un billete de 50€ y se lo puso en las medias de encaje. Quédate con el cambio, cielo. Vanity sabía como tratar a las mujeres.

-Hola, em, Claudia. Cuéntanos un poco de tu vida.
- Sí, hola. Pues bien, vivo con mi agüela en un pisito del Ensanche y estudio veterinaria y...-
-Un momento, ¿te va la zoofília?- Belalugosis, en busca de calmar los ánimos de Vanity, le dio un codazo. Vanity hizo caso omiso.
- Uau, nunca me habían preguntado eso. No, creo que no. Pero tengo un loro que vuela libre por la habitación y se pone en mi hombro cuando estudio.
- Cielo, ¿en que se basa la autenticidad según tu parecer?
- Pues...respondió Claudia titubeando, jugando con los bordes de su jersey- Yo creo que es el amor, por todo. Por los animales, el mundo, la gente, amar...
- Joder, ¿te crees que estamos buscando un quinto Telettubie?. No queremos que esto se convierta en Nothnig Hill ni en películas navideñas de este rollo. Por cierto, dile al maldito loro que se calle de una vez. Si lo quieres llevar en el hombro cuando paseas por casa con tu pijama de una sola pieza lleno de corazones notengo nada que decir, pero cuando vas a una entrevista de trabajo, debes pensar en la imagen que das.
- Soy auténtica, por eso lo llevo.
- Ya, y yo tengo el rabo de un Moai, pero me lo guardo cuando tengo que buscarme la vida. ¿Entiendes?.

La secretaria entró con el tabaco de liar en una bandeja, su minifalda sólo le permitía hacer pasitos cortos. Movía sus caderas excepcionalmente bien. Cuando se giró para regresar a su despacho, Vanity le dio una suave pero firme palmadita en el culo. Vanity sabía como tratar a las mujeres (bis).

Decidieron hacer un descanso, el casting estaba siendo un fracaso absoluto. Comparado con esto, el libro de Fantasmas de Palahniuk les estaba dándo mil vueltas.
Se metieron en el Jacuzzi de 4x4 situado en el piso superior, con sus pitilleras de plata en mano, con contenido blanco y polvoriento que, ingerido debidamente, les daría la suficiente lucidez para aguantar a un par de chicas más, como mucho.
-¿Les decimos a las rusas que vengan?.
- Fag, estamos trabajando. Esta noche invito yo, pero ahora céntrate, por Dios.
- Sí, madre superiora.

Regresaron a la sala y se tumbaron en los dos sofás de cuero comprados en Vinçon, pagados al contado. Belalugosis también estaba cansado:
-Os lo digo, no aguanto más. La próxima vez que tengamos que elegir a alguien, contratamos a un par de chinos y que se ocupen del rollo.
-Los chinos no se enterán de nada, como mucho te dejaría contratar a la escritora de Shanghai Baby. No qué digo, a Ruy Murakami. Es japonés, pero también nos vale.
- Sí, madre superiora.

- Adelante, ¿cómo te llamas?
- La Lerenda-. Dicho esto, la chica escupió en el suelo.
- ¿Eres una chica dura, verdad?
- Tenía mucosidades. ¿pasa algo?
- verás, cuando fumo tabaco de liar, tengo ventosidades y no suelo compartilas con los demás, especialmente con el sexo opuesto, a no ser que les pague dinero por estar conmigo.
Belalugosis le dio un segundo codazo a Vaity. Nada, no surgió efecto.
- Me da igual, ¿sabes?
- Bien, por ahora estás manteniendo el tipo. ¿Qué te impulsa a escribir?.
- Escribo porque me da la gana, porqué tengo cosas que decir y soy rebelde y sincera.
- Ajá. ¿Qué piensas de esto, Southmac?
-"Podría adoptar un registro poético o decidirme por la vena violenta que tantas satisfacciones ha dado a esta puta humanidad. Podría ser conciliador, escaparme de lo real para abrazar el siempre acogedor mundo del concepto. Podría descolgar mi hacha de la pared o atarte las muñecas con mi cinturón de piel de cerdo muerto. Podría hacerte llorar, o reír."
- Sí, madre superiora.
- Me da igual todo este rollo de "podría",-Lerenda tenía un gran carácter, sin duda- va de chulito, y encima dice tacos, ha dicho "puta".
- ¿Cómo te definirias?
- Soy ángel, a veces demonio, pero siempre yo.
- ¿Eso es lo que entiendes por originalidad?- Fag estalló, el hecho de no haberse tirado a las rusas en el jacuzzi le había puesto de muy mal humor- eso es un nick de Xulikàáh16 y encima se parece a el PUTO libro de Dan Brown, Ángeles y demonios.
-¿Estás intentando hablar de libros para impresionarme e irme de inteletuá?.
- No Lerenda, recoge tu bastón e intenta levantar la chepa y sal lo más dignamente que puedas de aquí. Por cierto, he mirado por la ventana y creo que te han robado la bici, era tuya, ¿verdad?. Pero tranquila, hay un gnomo al lado, es una señal auténtica, quizá sea tu destino, convertirte en Amélie Poulain radical.
- Burp-. Acto seguido, Fag se excusó por el eructo.
- Te daré una última oportunidad Lerenda:
¿consideras que el existencialismo sartriano ha quedado reducido a cenizas con la entrada a la posmodernidad surgida después de la caída del muro de Berlín?, de hecho ¿no está la filosofía en pleno retroceso como guía espiritual que muestra el camino a los desorientados que no quieren caer en el dogmatismo religioso?

-mmm, sí. Porque siiiiii.

-Lerenda, tienes el nuevo número de Super Pop en el quiosco, con una exclusiva de Alejandro Sanz. Toma, 5€, no nos devuelvas el cambio. Y, si eres tan amable, mira en Youporn, dale una ojeada a un par de vídeos: "Monster cock celebration" y "Amazing Bukkake party".

Visto lo visto. Southmac se levantó y sentenció:

- Ya tengo suficiente, lo dije desde el principio, tenemos que hacernos con panterablanca.
- Sí, madre superiora.

Entonces, cada uno se levantó y pronunció el libro que estaba leyendo:

-Voy a leer Socorro Perdón, de Beigbeder (Vanity)
- ¡Qué casualidad! yo estoy con 13.99€ (Fag)
- Me centraré en Easton Ellis, tengo unas entrevistas inéditas (Belalugosis)
- Estoy trabajando con Houellebecq para hacer un libro conjunto. (Southmac).

- Yo voy a terminar de leer el folleto de Yoigo. (aun seguía ahí Lerenda).

Los 4 pulsaron al mismo tiempo el botón de seguridad.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust