Se acerca un nuevo fin de año en el #technopueblo alquilado

Vanity-Dust-Dj.jpg

Todavía recuerdo como si fuese ayer la conversación que mantuve a altas horas de la madrugada, entrado ya el día 1 de enero de 2013, con una atemorizada jovenzuela escandalizada por el desparpajo y festival de estupefacientes que gestionábamos algunos de los presentes. Supongo que la pobre teen puritana se sentía algo incómoda porque, si se miran las circunstancias casi objetivamente, la nochevieja se estaba desarrollando en el #technopueblo sin ley. Ella estaba en un lugar épicamente festivo perdido por las montañas, y papá y mamá estaban lejos, muy lejos del jolgorio que allí estábamos esforzándonos mucho en caldear. Si no hay normas, ¿qué hay? Varias casas de piedra desperdigadas por la zona, barra libre de nicotina, alcohol y techno. Y este año habrá ni más ni menos que 2 salas, lo que implica que ya no habrá que hacer la pueril concesión a los que deciden iniciar el año humillándose con la pachanga. Este año iremos directos al grano, acompañados por un séquito etílico de buenas vibraciones, frío y la Pioneer DDJ Ergo y la nueva Traktor F1. Sí, lo siento, en realidad todo este pretencioso párrafo anterior de eh, peñica, lo vamosss a petar en fin de año, quemalotesahí en el #technopueblo unknown, es una mera introducción para pasar a lo que, como un niño con nike o converse nuevas fabricadas por otro niño en sandalias y dientes amarillos, quería comentar porque me hace especial y penetrante emoción:

Line-Up :: Vanity Dust Blog

 

 

Para disimular, al #technopueblo le han llamado eso que pone ahí arriba (lo de Vila del Pingüí), que es el pueblo donde vive Arale, la protagonista de la histriónica y célebre serie japonesa. No sé exactamente el horario, pero es posible que recién entrado el 2015 me plante delante de algunas personas debidamente ebrias (como mínimo) para mostrarles mis últimos y lentos avances con la F1 de Traktor junto con mi querida y ya descatalogada Pioneer DDJ-Ergo Limited. Le estoy dedicando tiempo y hasta recibo clases de un buen y estimado amigo que, con paciencia de dealer cuando llegas tarde, me está abriendo camino en este sinuoso technopath del pseudodirecto. Además, como no podía ser de otro modo, mi querido Dj Berru repartirá lo suyo cosa mala. Los otros Djs merecen también mi full respect, puesto que las ganas de bailar estarán muy en alza y esta crew va al tema igual que los italianos con las tías en Ibiza (en todas partes, es verdad).

Como han pasado ya dos años del encuentro con aquella perdida teen hostil, quizás ha sido suficiente tiempo para que la moza haya sentado cabeza y abierto fosas nasales y se atreva, ni que sea por unos minutos, a pisar el núcleo duro de la Vila, el lugar desde el que salen los graves (y que confiamos que produzcan molestias a los pachangueros).

Lo mejor, de cara a preocuparte por llenar la sala, es que, como la propuesta es tan tentadora (lo del #technopueblo, petarlo, fuera del mundo, con los colegas, etc), ya está todo sold out. Eso sí, para el after del día siguiente habrá que emprender la ruta hacia otro lugar.

BlogVanity Dust