Room

La simetría con la que dispongo mis bienes materiales en mi habitación es una obsesión metafísica. Los sombreros y las boinas están dentro una bolsa de Zara; a cuadros, negra, gris. El cuadro de Dominik ocupa el centro de una pared naranja, que contrasta con las otras tres color salmón. El parquet, como no, es claro para dar más sensación de espacio. Las tres estanterías colocadas con este estilo -_, color plateado, no abundan en objetos Kitsch. Algunas velas, incienso, paquetes de tabaco en una pila, el alcoholímetro. Tengo una estantería con unos 50 libros comprados este año, pendientes de leer. El sofá, situado al lado de la ventana, permite hacer siesta improvisadas o polvos sucios, algo incómodos pero más morbosos. La mesa auxiliar, con ruedas y espacio para un mínimo almacenaje, con la parte superior de cristal, destaca por el jardín zen, unos posavasos y un cenicero blanco esmaltado. Tengo una cajita con dinero negro, unos 25o€ para imprevistos. Recordad que la economía submergida es un 20% del PIB.

Tengo mis 7 pares de zapatos y deportivas en el pasillo, alineados por colores, de tonos oscuros a claros, incluyendo unas virginales zapatillas blancas al estilo victoria, clavadas a las que llevan los protagonistas de Funny Games.
Es una habitación agradable. Para no joder más, no describiré el armario de puertas corredizas cargado de atuendos vanguardistas -sí, algunos de bajo coste-.
-¡Joder tío, a quién coño le importa tu puta habiatción!
- Acabo de publicar en Caldo de Cultivo, un artículo llamado "humo virtual", explicando lo bien que me lo paso hablando sobre mi mierda debidamente adulterada. Si no te interesa, sigue con tus pajas en el chat de Terra y, como dicen los argentinos, no rompas más las pelotas (o algo así, corregidme porfavor).
- ¡Ya tío, lo dices porque soy negro no!
- No, joder, te lo digo así porque eres gordo.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust