Reminiscencias de la guerra Fría

Este sábado saldré de casa con tres rayas de coca en circulando por mi sistema nervioso e iré a la universidad a realizar la prueba de acceso a periodismo.

Una de las fases del examen, consiste en elaborar un texto de 20 líneas con un título adecuado de dos tres palabras, acerca de un tema de actualidad que ellos determinarán. Siento daros el coñazo en el blog, pero estos días que quedan lo usaré como plataforma para practicar. 20 líneas sin monstercocks, rusas, protozorras y drogas. Es la semana del Vanity liofilizado. Desarrollo de una faceta más, que valoro tanto como la de albañil(¿?).

Reminiscencias de la Guerra Fría

Corea del Norte vuelve a estar en el punto de mira internacional. Recientemente, el férreo régimen, que da una importancia primordial a la proliferación armamentística, ha realizado con éxito varias pruebas con armamento de alto riesgo. Evidentemente, la vecina Corea del Sur ha mostrado su preocupación ante la comunidad internacional, y Obama no ha tardado en condenar y exigir a la ONU que tome medidas, debido al creciente peligro que conlleva la actitud beligerante de Corea del Norte.
Lo más desalentador de la situación es que todos recordamos el aislamiento del país, alejado de la prosperidad y las libertades, tanto colectivas como individuales. La población norcoreana está sujeta a un estricto control, que recuerda la pesadilla orwelliana de 1984.El dictador, que heredó el gobierno de su padre, destina una partida ingente del PIB nacional a la investigación armamentística, considerando que el país puede ser invadido en cualquier momento por “el enemigo capitalista”. De este modo, quedan relegadas a segundo plano las necesidades reales de sus habitantes, que sufren a diario las miserias de no disponer de un Estado que obre para mejorar sus vidas.
Ante las pruebas nucleares, incluso China y Rusia, los dos países que mejor relación mantienen con Corea del Norte, han mostrado su alarma por la actitud del dictador.
La preocupación occidental, la necesidad urgente de tomar medidas, la negligencia de Corea del Norte y su ansia por continuar unilateralmente con su proyecto bélico, nos remite, muy a nuestro pesar, a los espectros de la Guerra Fría. Espero que de nuevo, por vía diplomática, se detenga el conflicto antes de que sea demasiado tarde.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust