Regreso a Londres dos años después / Warm up del nuevo (y bastante ambicioso) proyecto sin dar ningún detalle

P1000905.jpg
Mañana salgo para Londres, hacia las bajas temperaturas y el sabor agridulce de la City. Pero me espera una amiga polaca de gran sonrisa y charlar fluido y gentil. Estaré en su casa, cerca de Camden. Me cae bien Camden. Voy a mirar si hay un grupo de fans de FB de Camden. Sí, los hay. Pero también de la tienda Camden chunga de Barcelona que vende trastos para emos. Demasiados Camden. Pero mañana estaré en el original, signifique ello lo que signifique. 
Recordemos que estuve en Londres hace dos años, lloremos por la juventud perdida aquí en el que fue un bonito primer día.
En algún lugar de Londres, un día cualquiera (ahá).
Si en el post anterior decía algo así como "no tengo nada que contar", a día de hoy, siendo todo tan líquido y roaller coaster, sí tengo algo que compartir. Dos cosas.
1. 48h en Londres dan para ciertas trastadas en la ciudad. Reconozco que el listón está alto. En Berlín, hará cosa de tres meses, participé en una orgía redux pasado de speed y debatiéndome con el tapón de  una botella de cerveza en un hotel IBIS, a las 10 de la mañana, mientras me la estaban chupando. Dicho lo cual, en Londres, trataré de seguir por este derrotero. Demasiados desastres hay en el mundo como para no aprender a tocar el piano y emular a Satie pensando, por contra, en John Cage [sic].
Mi plan es sencillo:
Escribir una serie de crónicas serenas, escritas tomando el té de las 17h. Basadas en:
1. Comprar un libro sobre violaciones, para un trabajo de la Universidad y para comentarlo con Bateman, que sigue sin haber sido enjaulado por sus "trastornos emocionales" y, encima, tampoco le han dicho nada desde Wall Street por haber colaborado activamente en la crisis de los activos tóxicos. 
2. Ir a la Tate Modern. Sacaré unas fotos, intentaré fumar en el interior, y usaré el baño de chicas.
3. Comprar cosas en Camden para regalar a las azafatas en el vuelo de regreso.
4. Ir de fiesta dónde me diga mi amiga. Muy polaca ella. Viva Varsovia (desde Londres).
Ahora, a modo de titular periodístico, paso a explicar sucintamente lo último tengo en mente, el punto 2. Que no tiene nada que ver con Londres (o sí, quién sabe) pero es de inminente aparición.
"VANITY DUST RELANZA SU ARCHICONOCIDO (apreciación subjetiva) BLOG CON UNA NUEVA SERIE DE POST LLAMADOS ACID RED CARPET"
Dicha serie, según fuentes próximas al escritor, constará de 500 post en los que el escritor narrará su proceso hacia la fama definitiva.
Vanity Dust, por su parte, reconoce la "árdua tarea" pero confía en "su talento de Samurai" para lograrlo. Hay diversos rumores sobre cómo piensa lograrlo (¿de manera legal? ¿Vendiendo zebras de contrabando?¿Escribiendo el gran best-seller que todos esperamos?)

Por ahora, no ha querido dar más detalles. Fuentes próximas a su psiquiatra dicen que tampoco las tiene. 

Puede que haya más detalles aquí
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust