reventando vacas

crazy_cow.jpg


Algunos viajan a Cambodja para visitar el templo de Angkor. Otros para deambular por la selva y ser atracados por grupos de piratas organizados. Hay muchas más razones, como ir allí para abrir una fábrica de zapatillas deportivas y explotar a niños indefensos. Si el viajero tiene suerte, puede ser el afortunado de presenciar y protagonizar un acto digno de las "mejores" películas de Hollywood. Debido a la corrupción y a la falta de escrúpulos de los conductores de taxis (tuk-tuk, para los amigos) a veces se le ofrecen al turista macho que transportan un sin fin de posibilidades fabulosas cargadas de experiencias místicas y moralmente valiosas.

De todas ellas, he seleccionado la que me ha parecido más atractiva:

Por el módico precio de 200$, te meten en un descampado y te plantan un bazooka en el hombro bien cargado. Tienes una vaca delante a varias decenas de metros y..haciendo puntería, la puedes rebentar alegremente. Sin más. ¡Viva Cambodja!

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust