Reality sucks

Me largo un fin de semana por las decadentes tierras de Lérida con FAG como compañero, dispuestos a pasar casi 48 en quietud total y bajo consumo de alcohol.La propuesta es sencilla, escribir hablar fumar grabar vídeos conceptuales comer y tomar mate. En mi caso, estoy preparando un texto para un concurso que tiene lugar en abril y que las bases se adaptan a mi estilo de escritura. Algo así como crear un personaje a lo Ignatius de La conjura de los necios que fracase estrepitosamente en una relación amorosa que nace cuando la niña tiene 11 años. Nunca he ganado una puta mierda escribiendo con lo que con tal de que el relato llegue a su destino ya me sentiré satisfecho.
El estudio de la casa está impecable, con algo de polvo encima del parquet y no dudamos en hacer caso omiso. FAG eructa sin cesar y me dedico a acompañarle. La granja de cerdos está algunos centenares de metros detrás de la casa, con lo que el tufo invade el estudio e inhabilita el hedor de nuestras flatulencias. Sacamos los portátiles y pugnamos por poner nuestra música. Pero qué coño, a los dos nos gusta la misma música así que no recuerdo cual de los dos ordenadores acaba sonando. La ropa que he elegido para el finde es bastante fea, no me quiero triumfar a FAG, el objetivo es artístico, fumar con cara de concentrado y escribir. Lo de intentar poner una cara de atención y superioridad intelectual forma parte de los entrenamientos que estoy haciendo para luego aplicarlos live en el bar bohemio de mi barrio. Sé que algún día me tiraré a alguna chica en el baño y lo escribiré casi en directo y lo publicaré para(por?) el regozijo de todos vosotros.
Escribo sin demasiadas dificultades el relato para el concurso, cosa que quiere decir que probablemente no ganaré y eso será una buena excusa para volver a drogarme y hacer feliz a mi dealer personal. Hay gente que tiene un entrenador personal que le explica detenidamente qué y cómo y cuando tiene que comer. Mi dealer me trata con el mismo cariño pero me informa acerca de qué cómo y cuando me tengo que drogar. Es muy amable por su parte.
Se hacen las tantas de la mañana y termino el puto Héroes de Ray Loriga, libro sobrevalorado dónde los haya y que he tenido una sensación de pérdida de tiempo mientras lo leía. Llevo varias cervezas encima y pierdo la noción del tiempo. Decido escribir una reflexión violenta acerca de la hermana zorra de un antiguo compañero de clase que ahora es un depresivo crónico.
FAG hace cosas que no entiendo, como sacar un diccionario de suahili y leer vagina en voz alta con distintas entonaciones. ¿Qué pasa si le damos cocaina a un cerdo?. Nos miramos ilusionados por la gran idea y salimos disparados a encontrar un tocino. Le metemos 2 gramos de cocaína encima de un zurullo de grandes dimensiones. Se lo come. Pasan algunos minutos. FAG sigue pronunciando vagina en Suahili cambiando de entonación cada 3 repeticiones. Nos cansamos de esperar y regresamos al estudio. Al cabo de una hora, escuchamos un gran ruido y vemos pasar el cerdo corriendo, enchufadísmo. Se lanza montaña abajo y escuchamos un fuerte golpe y luego silencio. FAG saca un diccionario de Ruso y recita todas las entradas con la letra p. Cuando llega a pedo se tira uno y luego repite la frase pedo en ruso unas cincuenta veces. Yo sigo poniendo cara de concentración, practicando como un un niño pescador lanzando la caña en el mar asesorado por su padre con gran panza. Me duermo en el sofá. FAG ha sacado una tabla de Ouija y está intentando hablar con Marilyn Monroe, quiere preguntarle si solía llevar sujetador con el vestido blanco. Luego quiere hablar con Bukowski para pedirle si él hubiera abierto un blog en vez de escribir en una máquina de escribir. La moneda de dos euros se desplaza por el tablero " q u e t e d e n p o r e l c u l o". FAg grita hijo de puta varias vecés en portugués, diccionario que también lleva en la mochila. Nos preguntamos quién ganará en Galicia las elecciones pero la verdad es que nos importa una puta mierda. Abro otra cerveza y trato de subir por las paredes como hacía Neo en Matrix y no me sale demasiado bien. Le digo a FAG que me gustaría follarme a Trinity y él está de acuerdo. Asentimos los dos y ponemos a Miles Davies.
Nos dormimos y nos levantamos sobre las dos del mediodía. Está nublado y vamos a comer al bar porque nos da palo cocinar.

Vídeo: REALITY SUCKS

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust