Querida Random

Mi estimada Random,
Quizás te recuerde, cuando me fijé en ti fugazmente, esperando el autobús, mientras yo pasaba zumbando con la moto, llegando posiblemente a una cita random con alguna de tu competencia. O quizás tú estabas esperándome pasando frío en alguna terraza del Borne mientras yo había quedado con la chica que esperaba el autobús que, al llegar yo tarde, se había levantado de una terraza de la Barceloneta y regresaba a casa en autobús. Cómo explicártelo, querida Random, si apenas sé quién eres.
Puede que estuvieses horas bailando conmigo en el Apolo, a pocos metros, sin que yo te reconociera, posiblemente porque ese día bailabas peor de lo habitual, o quizás porque yo me pasé como dos horas bailando con los ojos cerrados, dejando que los veinteañeros púber se riesen de mi al no entender absolutamente nada de lo que bailar y la electrónica significan. Ante esa situación algo confusa, nos perdimos la pista.
Es posible, también, que nos conociésemos en una reunión para montar un colectivo de vagos. Es decir, gente que se organiza para no hacer nada. Pero, ese día, haciendo honor al grupo, ni tú ni yo fuimos. 
¿Compartimos fila en ese avión en el que yo me pasé dos horas durmiendo y otras dos intentando convencer a la azafata para que me diese unos chupitos gratis? ¿O tú estabas en la primera fila leyendo Harper's y dudando entre quitarte los zapatos o ir por enésima vez al baño a llorar por vete a saber qué mierdas tendrías en ese momento en la cabeza?
Random, creo que tú estabas haciendo cola para entrar en el cine pero yo había comprado las entradas por internet y pasé directamente enseñando el iPhone. ¿O era yo que me quedé sin batería y me quedé fuera del cine y me fui a emborrachar mientras tú veías la peli y la sala te parecía demasiado vacía y lo achacaste a la subida del IVA?
Ya sé, coincidimos en ese after en el que yo me quedé encerrado en la terraza y tú encerrada en el ascensor, jodiendo a todo el personal y provocando un caos extraño que dispersó a la gente y las endorfinas.
No, no puede ser así. Si realmente eres tan random como te imagino, posiblemente todavía no nos conocemos, faltan muchas cosas raras por suceder(nos).
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust