Pequeñas incursiones muy Kraviz de madrugada

Solo una canción techno puede decir una misma frase sin tregua durante 4 minutos e introducirnos en un estado de contemplación estética de nuestra ansiedad cotidiana. Y si es de chica, tanto mejor. Y si es de Nina Kraviz, hemos dado ahí, justo ahí, ese punto de la aorta por el que circula la mejor sangre de todas, recién refresh.

Nina, Show me your time, plz.
Dominik, gran compañero de batallas, desde Berghain a antiguos Sónar —cuando todavía era un festival interesante y sorprendente— me dijo una vez por MSN cuando yo tenía 17 años: trabajo cuando todo el mundo duerme. Es el mejor momento para crear.
Le he seguido bastantes veces el consejo. Incluso más de 300 desde entonces. Una vez más, estaba en lo cierto, igual que cuando me dio a probar las pastillas Nintendo pese a mí reticencia debido a haber comprado la PS VITA hacía apenas dos meses.
Y ahora, hecha este breve apunte, sigo con la crónica de Berghain. Para nada olvidada, y con muchas ganas de emerger de nuevo de entre la lista imposible de borradores que anda por ahí, en Palo Alto, California, pegándose el gran festival. 
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust