Pelo cortado a la japonesa. Pesadillas nocturnas. Gemidos en el iPhone

peluca.jpg
El sueño me persigue. Eterno dilema entre dormir menos y aprovechar más el día o dormir más pero disminuir tu esperanza de vida. El despertador de mi iPhone puede llegar a sonar una hora seguida y yo puedo seguir durmiendo a 5cm del altavoz. A veces me despierto y mi iPhone emite el último polvo que grabé en directo. Suaves gemidos de una morena con el pelo cortado hasta las orejas, tallado al estilo puntas planas, "cuchllo japonés", o como se llame. 
Digamos que es parecido al pelo de esta tía.      
El color no es azul, ya que le resta credibilidad sexual y proclama un déficit crónico de atención y un exceso de versiones genéricas de Prozac. Y con estos gemidos uno se levanta algo más predispuesto a afrontar el día. Es curiosa la habitual sincronía entre penetracion y gemido. Es como un código binario. O como mirar un trasero dando una calada al cigarro.
Dormir, a eso íbamos. Recientemente, tengo una pesadilla extraña. Me ahogo. No puedo despertarme, tampoco puedo respirar. Los ojos se quedan en blanco. Y no hay salida. Me quedo atrapado en un infierno cuya única salida consiste en luchar férreamente contra una fuerza implacable.  Es parecido a estar ahogándome dentro del agua y luchando por liberarme de unas cadena, estilo Vigilantes de la playa. Y eso es lo que me saca de la pesadilla. Sueño con las tetas de Pamela Anderson. En su época gloriosa, antes de que Borat intentara secuestrarla. Y entonces me imagino que me tiro de un quinto piso y caigo en su canalillo gigante. Abro los ojos, inhalo. Sonrío. Subo la persiana. Miro el iPhone y gime con ganas. No quiero pensar en si he dormido 5 o 10 horas. Canalillo. Canalillo. Gemido. ¿Quién coño duerme con tanta obsesión gratuita? Pero mejor este decorado para dormir que poner en el iPhone una misa papal, como mi vecino . Apareció ahogado en su cama sin síntomas de violencia.Pesadillas.  
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust