¡Oh, shit!

Este post se halla amparado bajo el confortable paraguas que nos permite, en la bien amada postmodernidad, mezclar la alta cultura y la cultura trash de cualquier manera y justificarlo burdamente con razones tipo "¿Y a mi que me importa que en un manual decimonónico esto se considere una barbaridad? Es decir, sí, es una barbaridad, pero los bárbaros eran gente humilde y trabajadora y la tenían bastante larga."



Ayer mezclé algunas cervezas, con un amigo recién llegado de Berlín, con la alta filosofía y, sorpresa postmoderna, la mierda.

 Se le podría llamar, con un juego de palabras sencillo y verdulero, la filosofía de mierda.

La cosa fue más o menos así:

-Todos estamos llenos de mierda. Pero algunos pretenden hacer creer que su mierda huele bien. La mierda siempre huele mal, y cuando no lo hace es porque cambia el viento de dirección. 
-Cierto es, querido amigo berlinés que toma Speed porque allí vale 5€ el gramo, y proseguiría con tu exuberante reflexión. La mierda es una de las cosas que nos acompañará hasta el día de la muerte. Sabemos que mientras vivamos vamos a cagar muy a menudo. 
-Elemental, Vanity. La mierda debe ser expulsada de nuestro organismo, y sabemos que ello no hace un mundo mejor. Los Velociraptors ya cagaban, y Manuel Parranda también.
-¿Quieres decir que existir es, en cierta manera, cagar?
-Objetivamente, sí. El amor es una construcción mental. El Tetris, un videojuego de los 80. La mierda, es la de siempre.
-¿Cual es el problema, entonces?
-El problema es que la gente no lo asume. Intenta que su vida se aleje de la mierda, fingir que ésta no existe. Y eso sí hace un mundo de mierda.
-Nada es importante, ¿verdad?
-Nada, únicamente expulsar la mierda, en todos los sentidos.
-¿En el sentido de, pongamos, la fama, también?.
-Exacto, haz tu mierda famosa. Como aquel artista que vendía mierda en un pote. El tío cagaba muy a gusto. Y luego sacaba pasta.
-Estoy empezando a verlo claro. Si ocultas la mierda, nunca llegarás a ningún sitio.
-Exacto. La gente estreñida, por ejemplo. Lo pasan mal. Y vivimos en un mundo de gente estreñida, que no fluye con sus intestinos ni con su mente ni con nada.
-¿Te importa si voy al baño?
-No, para nada. ¿Vas a cagar?
-He visto una chica con un bolso que me ha gustado meterse en el baño. Quería dejarle un borrador de mi última novela. De 3 páginas. Y a ver si con esto es suficiente para terminar en su casa.
-Perfecto, ¿puedo ir contigo?
-Faltaría más. La buena mierda se comparte.

Amigo Gincrispi, espero no haberte defraudado. Pronto recibirás mi propuesta...

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust