Noche de primavera electrónica

Acudimos 15 minutos tarde. Subiendo las escaleras mecánicas del metro me doy cuenta que las cervezas ya están haciendo su efecto. Compramos dos más a un pakistaní que casi se pone de rodillas para convencernos de nuestra necesidad etílica.

Mi ex está radiante. Lleva en el pelo un pañuelo neohyppie que combina con una espectacular mini falda negra y una sonrisa espléndida. Saludo a su novio actual con cortesía. Sigue con sus rastas relativamente cuidadas. Le veo mayor y poco atractivo pero no me incumbe. Una chica de Mallorca me profesa una atención que no estoy dispuesto a obviar.
Caminamos por el Borne en dirección al bar-antro- dónde se hará una seudo fiesta. Mi ex dice que estoy guapo. Lejos de sonrojarme se lo agradezco y le devuelvo el cumplido. Resulta que el requisito de la fiesta era llevar sombrero o algo en la cabeza. Si nos hubieran avisado, quizá me hubiera puesto la boina o el sombrero de Camden. En el bar no hay demasiada gente.
Kent va a mear y me dice que hay un anuncio en el baño del año 2003. Voy a mear, eso hay que verlo. Como de costumbre, meo con escasez de puntería. Dejo un pastiche en el suelo y veo el anuncio "N-Gage". Esa mierda de consola móvil de Nokia que supuso una ruina desde el primer día de su lanzamiento. Me pregunto si su creador trabaja en un McDonald's o ya se ha pegado un tiro. Un bar con una publicidad tan anticuada solo puede ser una mierda de bar. Salgo del baño. Resulta que Mallorca Girl no conoce a nadie, sólo a mi ex y ahora a mi. 24 años, master en neuropsicología. Le digo que mi psiquiatra mola. Asiente. ¿tienes los ojos verdes? Moi aussi.
Tiene un acento muy marcado. Le digo que según me han dicho las tías de Mallorca son unas cachondas. Me dice que eso ocurre en todos lados. Le digo que en especial en Mallorca, ¿será la tramuntana? Dice que en Menorca es peor.
Va llegando gente con sombreros raros, me gusta especialmente uno que es como un tiesto con margaritas. Imagino que el tío no folla igual y por lo menos lo pasa bien. No es tan mala opción.
Paseo por la sala y saludo a una chica que le gustaba cuando tenía 15 años. Tiene unas tetas increíbles pero no se las veo porque lleva la chaqueta puesta. Es bastante tonta, así que me permito preguntarle cómo le va la vida. Todo igual, no ha terminado la carrera. Hablo con otra, es la cachonda del grupo y tiene novio pero se habrá follado a cantidad de tíos y luego va feliz a casa de su novio fracasado y se lo tira sin remordimientos. 
Pasa  una media hora, pido un Vodka y me ponen el más barato y me cobran más de la cuenta. ¿Tanta pinta de forrado tengo?. Reprimo un eructo y le pido el número a Mallorca Girl. Es el protocolo, ya sabéis. Me lo da. Kent y yo nos largamos ebriamente satisfechos. Ellen Allien está a punto de reventar NITSA.
Compramos dos cervezas más por la calle, hay más pakistaníes que cerveza, es genial.
Caminamos entre vagabundos y gente sin casa y emos menores de edad que se preguntan por qué ellas son gordas y las tías que salen en la tele no.
No hay prácticamente cola. Estamos dentro, pago la mitad gracias a mi carné PLASTIC.
Lío un cigarro con una mano mientras el minimal se adentra en mi cuerpo y éste responde con los primeros movimientos pélvicos. Pincha el residente y es entretenido.
Nos situamos un rato delante de todo. Le saco una foto a los pies de una chica que viste bastante bien y hasta parece interesante. Pelo oscuro, ojos oscuros, piel blanca, sonrisa perversa. Una más, una zorra agradable. Un colgado con una chaqueta militar me saluda, es el ex novio de su prima. Son como hermanos me dice. Me la presenta, se llama algo así como Anderline. Es la primera vez que escucho el nombre y tengo ganas de drogarme. Le saco un par de fotos, está buena pero obviamente sale mal. Un tío se le acerca y empieza a gritar como una puta loca, el zumbado de su amigo se pone a pegar a medio mundo pero yo le he caído bien. Ella va jugando con todos, se divierte, expone su zorrismo y todos caen como moscas. Me aburro. Me aburre. Introduzco el primer diálogo de la noche.
- Anderline, no bajes el listón esta noche.
- ¿cual es el listón?
- No pienso repetirte mi nombre.
Subimos al piso superior, tenemos una perfecta panorámica de la sala que se llena paulatinamente como un vaso olvidado en una terraza un día lluvioso.
Un adefesio intenta balbucear algo en mi oreja. Le respondo en francés y ella entiende que no hay nada que hacer y se va. Fumo más y tomamos la primera copa.
Las zorras están alegres, es primavera y todos lo sabemos.
La camisa comprada en USA me queda bien, pero necesito más gimnasio de todos modos. 
Son  cerca de las 3 y Ellen está al caer. Volvemos a la pista, el poder de la música penetra mis poros y siento la anhelada vibración de los bajos que anuncian unas horas de pleno éxtasis electrónico.
Ellen se presenta ante el griterío general. Lleva una larga cabellera lisa en su punto húmedo, una raya negra en los ojos y sonríe sabiéndose poseedora de los deseos de toda la sala.
Al rato mezcla un tema de Moby y reacciono rendido ante tal ocurrencia.
La noche llega a su fin. Un par de chicas suben a la tarima y, sorprendentemente, Ellen las deja pasar al privado. Es mi turno. Me lanzo ante la mesa de mezclas. Me mira, sonrío, sonríe. El público atónito no alcanza a entender. Alargo mis manos por encima de los platos. Ellen alarga las suyas. Agarro con delicadeza sus dedos y le beso la mano. Me invita a situarme detrás de ella. Su pletórico estado me contagia. Los de seguridad me impiden pasar. Al darse cuenta, ella se dirige a  mi y me indica que me quede a la derecha. Cuando termine vendrá.
Se encienden las luces. Estoy al lado de una chica negra más alta que yo con unos labios grandes y demoledores. Estoy demasiado ocupado con Ellen.
Termina, se dirige hacia la tarima, se pone de rodillas y saluda al grupo que estamos a su lado.
Huele bien, le agradezco que haya regresado a BCN, confirmo que cada vez que ella viene ahí estoy. Me dice que ya se ha quedado con mi cara ¿ se lo dice a todos?.
Kent me saca varias fotos a 2cms de distancia de su cara. Ellen estudió 3 años de español pero lo único que recuerda es "un café con leche por favor". Ángel, puede que el mundo se hunda pero esta mujer viene pincha juega baila grita siente muerde escucha. Nos besamos afectivamente-en la mejilla- y me dirijo al guardarropa mientras una multitud sigue babeando por ella.
Nice 2 c u again, Ellen.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust