Micro

Follar con 13 años ha dejado de ser causa de asombro. Probablemente, en este mismo momento, un número ingente de micropenes están penetrando en los baños de colegios de jesuitas a un número ingente de microcoños sin bello púbico. Mamadas con microbocas y eyaculaciones microscópicas.
Ya sabéis que quiero ser periodista. Sinceramente, no quiero ser periodista, quiero tener el título para poder poner en la solapa de mis libros que he hecho algo más en mi vida a parte de drogarme y ayudar a las abuelas a cruzar la calle mientras les robo el bolso.
Para prepararme para la prueba de acceso, leo el periódico cuando voy a tomar el café a media mañana. Hoy he visto algo que me ha entristecido. En Inglaterra, dónde ocurren cosas más raras-si cabe- que en España, se creía que un chico de 13 años había sido padre. Salía una foto de un tapón de 1.40, serio y con traje, al lado de un embrión algo más avanzado, llamado hijo.
Resulta ser que la prueba de ADN ha rechazado la hipótesis acerca de su paternidad. Sorpresa, ¡el padre es un chaval de 15 años!. La promiscuidad tiene un precio, y el pobre chaval de 13 años ya lleva unos cuernos más grandes que su pene.

Que Alá nos pille inmolados, digo, confesados.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust