Michel Houellebecq: prohibida la indiferencia


Pocos autores suscitan tanta polémica con su arte. Muchos le aman y otros tantos le odian. Michell Houellebecq no deja indiferente a ninguno que haya leído alguno de sus libros.
Ahonda en contenidos sexuales, detallando orgías y situaciones embarazosas entremezcladas con una dosis de abundante morbo. Teje historias que se acercan al futurismo; un hablar del futuro desilusionado y sin esperanza. Como algunos señalan, Houellebecq es el heredero del No future. Personajes al límite de la exclusión social, viajes sexuales, sectas esotéricas. La temática de sus libros profundiza en la soledad posmodernista perteneciente a la sociedad occidental. Sus personajes rozan la mediana edad y sufren varias crisis sexuales y existenciales.

En Las partículas elementales, Houellebecq conoció la fama, traduciendo el libro a más de 25 idiomas y se consagró como autor de culto. Empezó a suscitar la mirada de público y crítica. 2 hermanastros separados desde la juventud se reencuentran. Tienen dos vidas completamente diferentes. Uno de los dos acude a lugares de intercambio de parejas y tiene una vida gris y sufre un desencanto con la vida basado en una indiferencia absoluta por los demás. Su hermanastro es un físico de renombre que logra diversos e importantes avances en materia de clonación. Sexo, desengaño para con la sociedad, recuerdos pasados. Un libro muy recomendable.

Sus otras obras son Plataforma, Lanzarote, La Posibilidad de una isla y Ampliación del campo de batalla.

En breve comentaré cada una de ellas puesto que las he leído todas...

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust