Mi voz afónica entre las voces de Magazine Blife

Captura-de-pantalla-2011-09-18-a-las-17.18.26.png
Gritar solo es divertido. Hasta cierto punto. Gritar con otros genera complicidades, y también algunas consecuencias para las cuerdas vocales (no más graves, ni por asomo, que los cigarros de liar sin filtro). Opinar solo está bien, especialmente pasado de birras, con un cómodo cartoncito para el trasero, en la plaza del MACBA. Pero qué bonito es opinar con otros. Defender la pena de muerte, las minifaldas como patrimonio de la UNESCO, y un largo etcétera de hechos trascendentes y necesarios.
Lo que va a leer a continuación es ficción literaria, tan necesaria para presentar una colaboración muy constructiva. Manténgase fuera del alance de bipolares, deformes, patizambos y otras variaciones de cordura social.
3 pajas seguidas es un ritmo cordial. 3 whiskys seguidos, estrictamente útiles para navegar en red y hacer amigos. Y recibir un mail tras las dos cosas, es decir, seis cosas, donde te proponen una colaboración de lo más exciting, es un privilegio, de gran consideración.
Fin de la ficción introductoria.
-Encantado de colaborar. Déjame que me mire la web, para fliparlo. El nuevo proyecto cultural, ameno y rico en proteínas y muy legible Magazine Blife cuenta con mi columna mensual. Desde ya. El primer texto, una confesión y declaración de principios ya está colgada. Emocionado y con el pañuelo ahogando mis lágrimas por la oportunidad, os dejo los links necesarios para que tratéis de disfrutarlo tanto como yo. El auditorio se pone en pie y se larga sin aplaudir (debería haber elegido un pantalón de pitillo negro en vez de una falda escocesa y una gaita para hacer la presentación).

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust