Menudo gilipollas

Hay noches que apestan tanto como una mofeta encerrada en el baño de un avión dirección Hanoi. Esa noche que deberías haber aprovechado para descansar, pajearte tranquilamente y leer a Palahniuk. Pero no, sales, vas a una cena y la del piso se mete una minifalda para salir y una camiseta sin sujetador. Bebes un poco de cerveza, pero no mucha ya que tienes que conducir la moto y ya te han retirado el carnet una vez y pagaste 400€ de mierda. Fumas mucho, como siempre. Entras por lista a City Hall y te alegras de estar con ambientalista y Spence, que finalmente se ha animado. En el grupo hay 3 chicas. Una gorda venezolana, una especie de ballena con ojos claros que te hace dudar de si saldrá volando sola como un zeppelin. Otra es algo parecida a una hyppie que a los 24 le da por estudiar enfermería. No está nada mal. Se viste a lo pallaso y la de la minifalda le dice que ni de coña va a salir así. Se pone un poco más guarrilla ante el aprovado general. Llevas un sombrero de 10pounds comprado en Camden, Londres. Sabes que a todo el mundo le gusta pero no quieres ver que eso NO es suficiente para follar. Inocente. En la discoteca, vacía cuando entramos, se avecina el tipico caos propio de un grupo grande dónde todo el mundo le tira la caña a todo el mundo. Menos a mi. Me siento un zombie moribundo en medio de una piscina de hidromasaje rodeado de viejas de 80 años con bañador . esscotado. Flurp flurp. Intuyes que no, que esta noche no es la tuya. Spence le come milagrosamente la boca la chica de la minifalda. Por su lado, ambientalista se ha buscado la vida y también está magreando a la enfermera potencial. Miras alrededor, la foca monje te sonríe y piensas en Chavez, su presidente. Te la pela el comunismo sud americano y lo pobres que son y el petróleo que tienen. Te da igual si telefónica o repsol se hunden. Quieres pillar nena y punto. Estás a punto de sacar la granada de mano para rebentar el local a lo islamista cuando una rubia perfecta (si, PERFECTA) se acerca a ti, y se disculpa sonriendo por haberte quemado antes con el cigarro. Con lo quemado que vas ni te has dado cuenta. Es de Noruega y te imaginas en su casita nevada follando hasta las 4 de la tarde esuchando algún grupo de punk-rock local. Tiene novio, bajón. Qué más puede pasar. Me cago en la hostia. ¿Dónde está la racha londinense de 60% de efectividad? se ha desvanecido vanidosamente. Te ries del chiste y piensas que el nombre de tu blog no estaba tan mal encontrado. Paja, otra más al llegar a casa. Hablas con una italiana con un acento inglés pésimo, amante del techno y guapa de cojones. La tía va a su bola así que pasas de tirar la red y llevartela al baño en plan Borat con Pamela Anderson. La noche llega a su fin.

-Vanity, déjame tu casco, me la llevo a casa y me la tiro, si me lo dejas me salvas la vida.
-Ok Spence, tengo dos, uno para tu nena.

Sabes perfectamente que Spence no se ha tirado una tía así en su vida, y dudas de que lo vuelva a hacer. Dudas de que tu tengas los cojones de hacer lo que ha hecho. Ir a saco, sin miramientos. Mira, o me follas o me follas, ¿queda claro?. Puto Spence. Entras a currar en 3 horas y estás desperdiciando horas de sueño, lanzándolas a la basura como las patatas fritas del McDonald's cuando se te enfrian demasiado. Noy hay Koreanas, no hay nada que te puedas follar a un km a la redonda. Basta. Cierran. Sí, hora de largarse con el rabo entre las piernas. Desaparecer, vender la casa, la moto, quemar el móvil. No existo, basura, soy la escoria, los desechos nocturnos del típico gilipollas que cada vez que sale de fiesta se pone colonia y se lava los dientes. pringao. error. Formas parte de otro planeta, solitario, frío, obsoleto, olvidado. Eres el único puto habitante de tu cabeza, las nueronas se suicidan una a una como los Lemmings en ese vídeo juego que los podías hacer explotar, rollo terroristas islámicos. La música ha estado bien, un tío se ha paseado por la sala tocando el saxo en vivo, acompasado con los beats houseros del DJ.

Llegas a casa sin que te hagan ningún control, piensas que es lo mejor que te ha pasado en la noche. Apenas dormirás 2 horas porque primero necesitas ver a tu novia, tu literatura, escribir mierda para vaciar la consciencia y saborear el fracaso. Inmortalizarlo y dejarlo en internet para que cualquier persona pueda reirse de ti y alegrarse pensando:

-Menudo gilipollas.

*Este post ha sido escrito a las 6 de la mañana, no ha sido revisado con lo que puede contener más faltas de ortografía que las entradas habituales. Gracias por su atención.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust