Meditando sin dormir

Desde que tomé MDMA el viernes por la noche escuchando a Plastikman me cuesta un poco más dormirme. Para conseguirlo trato de hacer Yoga, levito a unos centímetros del suelo y luego vuelvo a aposentarme sobre la alfombra de terciopelo con el pene erecto y el prepucio galáctico. No sé qué relación tiene meditar con la dureza del pene, quizá mis dos meses de inmersión en la India con meditación tántrica tuvieron influencia. Intento Dormir con las gafas de sol puestas y la ventana abierta.


Con mi pistola de balines Made in Taiwan me dedico a disparar a los intrépidos insectos que osan penetrar en mi suite. Dormir me cuesta, por ello leo La fortaleza de la soledad y canto gospel con voz de falsete. Sí, ayer también llamé a una señora de pago que vino a contarme en minifalda de látex negro la historia de los tres cerditos. Yo era el único cerdito y ella era una outsider, la caperucita cambiada de cuento y con la capa de color negro y los labios de color negro y las tetas muy grandes. Las tetas grandes no son especialmente mejores, mas sí entretenidas y mucho más agradecidas al eyacular sobre ellas.

¿Sabían ustedes que Bruno de Las partículas elementales es un auténtico Nazi? Si no fuera por eso quizá hubiera publicado su libro y ahora no estaría internado en un psiquiátrico comiendo arroz con leche.

Hoy he comprado petardos. Con la excusa de la noche de San Juanolo voy a aprovechar para hacer limpieza de coches de clase baja. Si usted tiene un coche en BCN, aparcado en la calle, por un valor menor a 13.000€ le recomiendo que a) lo lleve al desguace b) lo guarde en un parking o c) lo deje en la calle para no verlo nunca más. Al haber tres opciones mi acto pseudobanálico (es pseudo porque contiene una alta carga de moral capitalista en busca de resolver la crisis generando mayor consumo de coches) es plenamente democrático, así que es legal.

Últimamente me dedico a apostar por Internet. Apuesto en partidos tipo St. Petersbourg Riders VS. Small titted girls sub 19. Siempre gano. Si la cosa pinta mal llamo a Karl Straüss i le comento la jugada, el llama a quien haga falta y el árbitro hace el resto. Los 400€ ganados cada hora en estas lujiriosas apuestas por Internet irán destinados a una ONG. La ONG se llama bangging tits. Si usted es chica menor de 23 años (y mayor de edad, claro) y está traumada porque nunca se ha tirado a dos tíos a la vez, esta ONG recorrerá cielo y tierra y mar y demás cosas para que usted, chica curiosa, pueda satisfacer su demanda. El sexo es vida. Y como decía el hermano yonki de un amigo del colegio:

"A follar que el mundo se acaba"

Ahora, tras este post, quizá esté en condiciones de dormir, ni que sea, algunos minutos, antes de que la zebra nicarauense quiera que la saque de paseo al parque. (Si no hay zebras en Nicaragua no se preocupe, escriba una reclamación y trataremos de llevar la especie allí lo antes posible, siempre con la voluntad de desequilibrar el ecosistema animal de la zona.)

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust