London. Arrival day. Up to date, gran cena grasienta y posibles noches más entregadas

Londres me recibe ansiosa pero sumamente eficiente. Da la sensación de que la gente que mola, pivones, hipsters y ejecutivos,  tienen poco tiempo que perder y mucho estilo que repartir. Smartphones por todas partes. Espero a Read en Oxford Circus, en el escaparate de TopShop. Unos altavoces pegados al cristal transmiten por vibración el sonido chilloutero que termina siendo insufrible. Llega puntual. Me alegro mucho de verle, le comento que he dormido unas 7 horas en 3 días y que ello viene a decir que cuando frene del todo me quedaré en suspense como 24 horas. Para eso están las vacaciones, afirma mientras le miramos las bragas a una chic a que sube las escaleras mecánicas hacia la salida del metro al que nosotros nos metemos.

Me habla de su complejo e intenso romance que mantiene en París con una chica que tiene novio y que está a punto de decidirse, finalmente, por él. Se verán en 15 días en Bruselas. Cool. Yo le hablo vagamente de mis últimos siniestros y pasamos a otro tema.
Ya en casa, le digo que tengo mucha hambre pero antes hemos parado a comprar birra y doritos y eso nos va a entretener.
Fumamos en su espléndido jardín. Comparte el piso con un colega que está en Israel, y ahora hay una pareja que son majos, así en plan buena gente con poco que contar. Todo bien, pues.
Es la noche en la que veré de nuevo a Reez, una chica con la que coincidí en Madrid y con la que no llegó a pasar nada y por la que no me esforcé demasiado pero que, sin embargo, al verla again, tan bien vestida y tan londinense, me entran ganas de ponerme work in progress.
Hace como 5 años que no estoy en Londres. Juro que no volveré a dejar pasar tanto tiempo la próxima vez. Reez nos habla de Burning Man, el festival más loco del mundo en USA y al que ella fue este verano. También nos habla de su último chasco amoroso y bebemos con Read como 2 litros de birra. Mañana veremos a Reez de fiesta, veremos qué podemos hacer desde el casual encuentro en Madrid que tan en suspense dejó todo.
De camino a casa pasamos por un Junk Food de pollo frito. Agradezco mucho al inventor de ese sitio todas las molestias que se tomó al hacerlo todo con tanta sal y grasa.
En casa vemos un programa de mierda sobre polis que detienen a gente y un reality sobre chavs. Fumamos marihuana. Nos quedamos dormido en el sofá.
Me levanto en mi cama. Llueve y son las cuatro de la tarde del día siguiente.
Todo sigue estando por hacer.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust