Llenar la hoja

Furby.jpg

   Hoja en blanco. Vanity, a ver como la llenas esta vez. No vale hablar de la lamentable noche de ayer, ni inventar uno de tus relatos de ficción sucios y perturbados. Se reducen las opciones. Podrías elucubrar acerca de algunos de los últimos sucesos políticos y económicos acontecidos en el mundo, pero no te engañes, desde la caída del muro de Berlín ya no vale la pena hablar de política, al menos hasta que China declare una guerra seria a un país con fuertes influencias de los EE.UU. 
-A veces me parezco a un Furby.- No voy a explicar de dónde procede esta afirmación, pero tenía que ponerla. Me gustaría tener un Furby. No uno cualquiera; lo querría enganchado al caballo, pajero, violador y mal hablado. Putero, y así tener que llamar a sus putas para que dejara de tocarme las pelotas por la noche y poder dormir. Gran invento. De hecho, podría haber varias versiones. A saber: el Yonki Furby, el Psycho Furby, el Bitchy Furby. Sería fabuloso poder ir al Corte Inglés acompañado de tu Furby con una correa. Dejarle mear en las esquinas y que se metiera entre las faldas de las dependientes y les rajara las piernas y quemara la ropa de marca de la sección de jóvenes. 
- Necesito una novia. Dices esta frase en voz alta mientras miras Trainspotting de nuevo. Tienes el libro de Welsh pese a no haberlo leído todavía. 
Vicente Verdú, premio Anagrama de ensayo en algún año de los ochentas con "Planeta americano", acaba de publicar "No ficción". En la introducción del libro, explica su firme decisión de dejar el tabaco cuando el médico le dijo lo jodido que estaba y lo mucho que empeoraría si continuaba con la adicción. Lo consiguió. Yo estuve sin fumar un año entero. Ante las crisis-las personales, no las económicas- vuelvo a fumar. Quieres volver a llenarte de mierda los pulmones. Que vaya acorde con tu vida y con lo que te rodea. No es justo tener una salud de hierro en un mundo de mierda. Hay que estar a la altura, dejarse llevar por la corriente autodestructiva generalizada. Puedes ir al gimnasio, muscular tu cuerpo. El cuerpo delgado y flacucho que tienes desde los 8 años. Hacer pesas y sudar. Eso está bien, pero no te olvides de fumar un cigarro al salir y tomar un par de cervezas antes de ir a la cama. Broncea tu cuerpo y al mismo tiempo asegúrate de estar perdiendo pelo debido a tu pobre dieta. 
Lamer pezones es algo que siempre me ha gustado, igual que sujetar fuertemente los pechos de la chica con la que estoy haciendo el amor. ¿A qué hombre no le gusta eso?. Personalmente siento cierta devoción por ello, igual que dejar oscilar mi mirada entre mi polla penetrando, los pechos botando y los ojos desorbitados de mi amante. 
Bien Vanity, has conseguido llenar la hoja. Para ser precisos, el incontable número de pixels que conforman el espacio blanco que has conseguido llenar de pixels negros en forma de letra. 
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust