Las sorprendentes movidas de mi compañero de piso filósofo (I) Red Hot, Delirio en la cocina y el pánico ante la cadena del váter

El último paquete de American Spirit se ha troceado de manera asquerosa. Ha quedado en polvo, cuando bien sabemos que el buen tabaco natural sabe bien con sus hojas semitroceadas. Es como los paquetes de deuda tóxica, para que no se notase el percal tenía que haber tres tipos de deuda en una misma movida: la de gente que posiblemente podría pagar, la que seguro que pagaría el pastizal, y los lumpen que no pagarían una mierda. El cómputo entre los tres generaba un pack de deuda más que decente para podrir lentamente el fervoroso sistema y que todo el mundo se pasaba de mano en mano, como un buen trilero un luminoso día de agosto en Las Ramblas. Pero no fue así, y todo se volvió polvo, y el Minotauro Global de Varoufakis se metió tantas clenchas con ese particular dust que ahí lo tenemos, con su particular sobredosis que afecta hasta las peores groupies del sistema. Como Salado i Martínete, que de financiero amateur como trilero particular del Barça acaba ejerciendo de gurú sobre la economía mundial made in catalonia, a lo local heroe, mientras no le quedan manos para tantas pajas consigo mismo mirándose al espejo en gayumbos y con treinta chaquetas puestas. ¿Verdad que la imagen es demasiado asquerosa por ser fácil de imaginar? Eso es que no está lejos de ser cierta.

Tabaco en polvo. Fail. Mi compañero de piso, El Filósofo, ha abandonado la choza para irse a Burgos, su pueblo natal, a pasar las navidades rodeado de sabiduría y amor. Cuando va ciego de güisqui, se empeña en ubicar en Burgos el nacimiento de todos los filósofos reconocidos. Según El Filósofo, Nietzsche es, en realidad, de Burgos. Pero los alemanes enviaron un espía secreto que secuestró a Federico Nichete -su nombre real según E.F.- y le lavaron el cerebro y lo convirtieron en alemán. ¿Saben quién era Zaratustra? ¡Pues la Zorra del Pueblo! Eso afirma E.F. tras su tercera copa de güisqui on the rocks. ¿Hablamos de Rousseau? En realidad le llamaban El Ruso. Porque su madre era una rusa que se había casado con un terrateniente de la zona. Pero los putos franceses también lo secuestraron. Sí, según E.F. Burgos ha sido expoliado por todos los países que ahora alardean de tener fuertes filósofos. Incluso los chinos robaron a Ya Lo Sé. Otrora reconvertido en Lao Tse. En Burgos hacía un papel similar, todos sabían que era el más listo del pueblo aunque él fingía no saber nada.

Llevo tres meses viviendo con E.F. Mientras se descarga como treinta pdfs al día de artículos escritos en sánscrito, y se los lee compulsivamente siendo capaz de no comer en dos días, todavía no ha aprendido a tirar la cadena del váter. Desde que vio este vídeo de Zizek se ha quedado bloqueado al ver una cadena:

Suerte que no compartimos baño.

Hay otras cosas que siguen sorprendiéndome de él. Lo he denominado el Kitchen Bukkake.

Le gusta cocinar, básicamente porque es la única actividad física que realiza a lo largo del año. Así que cuando cocina cosas de verduras, creo que a esta gente se la denomina vegetariana, comienza a mover los brazos muy rápido por toda la cocina, y pega saltitos mientras saca cosas de la nevera y las corta en pedazos y luego las tritura en un minipimer gritando "KANT SE EQUIVOCÓ JAJAJA", como poseído, y luego lo mete todo en una sartén y realiza unas danzas tribales diciendo "LA SABIDURIA VIENE CON EL PRIMER BAILE A LA LLUVIA, ¡UAUAUAUA!". Luego lo mete todo en un gran cazo, al que él mismo denomina "SER HEIDEGGARIANO". Y se lo come con las manos, en un homenaje secreto a los pobres bárbaros.

Como vemos, mientras su gusto culinario alcanza cotas al mismo nivel que su gran psique, si abarcamos el campo musical tenemos, cómo decirlo, un problema.

Suelo llegar a casa a eso de las tres de la tarde, con mis RayBan New Wayfarer, mis cascos Shenheisser y Kölsch petándome la cabeza y, al sacármelos, escucho estos tipos desde unos altavoces de mierda de su ordenador PC

El Filósofo escucha Red Hot.
Es capaz de escuchar el primer álbum de Crystal Castles como un auténtico emo durante veinte veces seguidas. Y eso mientras relee por tercera vez La teoría de juegos.
El Filósofo se desconcierta bastante cuando le hablo de drogas:
-Hey, dude, ayer me metí un pollo a medias con la...¿cómo se llama? Carla.
-Vaya, ¿es mucho? Quiero decir ¿notaste cierta alteración del realitas? ¿Emergió el lobo hobbesiano de tu interior? ¿Crees que necesitas ir a un Leviatán?
-Dude, no te estreses. Es poco, lo normal, es lo justo si quieres follar y fingir que hablas de algo.
-Ah. Entonces es como leer a un clásico. ¿no?
-No estaba pensando en otra cosa, compañero. Siempre con tu comparación sublime.
Y cuando le doy la razón en temas que le inquietan, alza su mentón y emula durante unos segundos el busto de Napoleón. 
Ahora mismo estará zumbando con el autocar cruzando este país podrido que tan bien huele. Así que ya es hora de comenzar los preparativos para que esta navidad nieve bien en toda la Barceloneta. 
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust