La solución

Una de las cosas que nos han inculcado en la carrera que este año dejaré -por fin- es que las inversiones de las empresas y particulares dependen, en su esencia, de las expectativas que ellos tienen acerca de la situación presente y futura y la supuesta rentabilidad que se derive de ella. Es evidente que la situación actual no puede ser peor. Nadie cree que vaya a ganar más en este año 2009. Todo lo contrario, casi todo el mundo va a perder y, si se abriera algún nuevo negocio, las dificultades para progresar serían inmensas.

No obstante, hay negocios emergentes. Especialmente formados por particulares ambiciosos y creativos, que no se dejan llevar por la opinión dominante y deciden lanzarse a la aventura.
Por ejemplo, los portales de Internet, especialmente las comunidades on-line, no hacen más que crecer y crecer. Last.fm, El bizarro Facebook, Myspace.... A nivel menor-mucho menor- los alcohólicos, perturbados y desalmados artistas podemos unirnos a esta revolución llamada Internet 2.0.
Escribir sobre eructos, polvos inverosímiles, reflexiones melancólicas, economía submergida, gordas flatulentas, monstercocks y mujeres del Este, nos puede reportar felicidad duradera- A lo Dalai Lama- y algo de dinero, como 3cnts. al día.

Ante la maldita crisis, hay que ser emprendedores. Lanzarse a romper cosas, insultar a gente, robar, mear en los pasillos de centros comerciales grandes, meter mano en las discotecas, perder el conocimiento cada fin de semana. Sí, ante los 3.000.000 de parados, uno tiene que apostar por el trabajo como autónomo.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust