Una elegante sesión de Josh Wink con inspiración Tomorrowland

Josh Wink en Tomorrowland (Bélgica) en 2011. La foto es mía. El ciego, también.
Le había perdido relativamente la pista tras coincidir con él en Tomorrowland hace ya dos años. Charlamos distendidamente en el hall del hotel Sheraton del aeropuerto, donde nos alojábamos periodistas y músicos. Le recuerdo como un tipo sobrio, algo introvertido, educado y atento.
Gracias al SoundCloudismo, deporte que practico casi a diario, he encontrado esta alucinante sesión más reciente de lo que sigue haciendo Wink. Y todo ha revivido, incluso me ha hecho viajar a un encuentro mejor.

Disfrutadlo ahora mismo, es lo único que puedo decir.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
ListasVanity Dust