La expansión del arte en China

85298298.jpg

El arte en China, según me comunica un observador de la zona, florece exuberante en barrios enteros de las grandes ciudades de la costa Este. Así son las cosas, "el dinero abunda, y algunos mecenas donan pasta a jóvenes académicos para que se lancen a la creación pura". Mientras en España las galerías de arte ganan más vendiendo los marcos que las obras, y Operación Triunfo dilapida el trabajo de decenas de artistas independientes que tocan, por ejemplo, la gaita o la armónica con talento y constancia, en China, los talleres warholianos ubicados en fábricas abandonadas proliferan como las setas en Amsterdam.
"Viven en un momento parecido al de la transición española, cuando se creía que todo era posible". Unas sociedades se marchitan y otras renacen y se abren al mundo. Ahí es dónde China tiene cabida. Dudo que la censura anule este tipo de artistas, que son el fermento idóneo que toda sociedad emergente necesita para legitimarse a sí misma.
El país más grande del mundo no solamente da alas a los artistas, también puedes comprar cortinas con la cara de Marilyn Monroe o zapatos militares por menos de 7€. Esta mezcla de consumo low cost, junto con productos de lujo que circulan de manera minoritaria, y los búnkeres de creativos en fábricas post-comunistas, es sumamente delicioso. Ello me lleva a afirmar ante el público lector que, en los próximos cinco años, visitaré el país para proveerme de material creativo. Compraré algunas propiedades y realizaré una escuela Vanity, con pequeños chinitos que aprenderán a despilfarrar el dinero, a seducir a las mujeres previo pago de una sustanciosa cantidad y a leer a Houellebecq fumando opio. Los pequeños Vanity's asiáticos ocuparán otras regiones, como Yunnan, y diseminarán las enseñanzas creando a su vez entornos sexualmente libres y con cerveza de 9 grados.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust