La atracción de los troncos ilumina la tez de los veraneantes rusos

El viaje fue más duro de lo esperado. Tras 279km ininterrumpidos de conducción y ver a brujas haciendo autoestop con el sombrero de punta y la escoba, alcanzamos El Paraíso. El lugar estaba abandonado, era un bloque de apartamentos infinito y parcelado de manera fantasiosa y postcomunista, plagado de carteles que rezaban "En venta por hundimiento inminente". Tengo 180.000€ de remanente en Vanity Corp. pero creo que la decadencia postcomunista debe adquirirse en su lugar de orígen, los Bálticos, y no en imitaciones rocambolescas.

Me bañé nada más llegar, a 8º, gracias a mis técnicas de energía Reiki no tuve problemas de frío, y mi miembro viril mantuvo su tamaño natural en todo momento. Luego nos lanzamos por los troncos, esa ineludible atracción en la que circulas por un camino acuoso sentado en un trozo de plástico en forma de tronco. No había agua, así que lo hicimos en moto, una SH 300cc, formal, discreta y cómoda. La robamos. Todo iba muy bien por ser temporada baja, y lo más bonito fue conocer a los únicos "intentos" de veraneantes; eran una pareja de rusos entusiasmados por la sordidez del lugar. En este lugar, El Paraíso, un lector de Nietzsche tiene ganas de matar a mucha gente y quemar cosas y hacer la Ouija. Un sentimiento parecido al que despiertan las manifestaciones contra el aborto, medidas llevadas a cabo por Bolcheviques, según dicen algunos que merecerían vivir con las piernas amputadas. Me refiero, en especial, al dueño de una panadería acusado por violar a las baguettes y al pan de molde (también se especula sobre su profanación a los croissants de chocolate con avellanas).
Tras llegar a la suite, decorada por un simio y un oligofrénico con tintes kitsch de la posguerra, me emborraché durante las siguientes 24h y releí a Proust mientras las bombas en los edificios circundantes se ocupaban de hacer los deberes. El material explosivo fue instalado por un equipo de bándalos a sueldo. Es una buena exclusiva, las imágenes serán vendidas en la zona árabe del mundo, planteadas como:

Poniendo
orden
en
Occidente.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust