kerouac no se toca

kerouac.jpg


Odio la publicidad; la peor de todas es la publicidad inteligente. Quizá os sorprenderá esta afirmación. Posiblemente pensaréis que quizá es la mejor de todas, porque almenos te aporta algo. No nos engañemos, la publicidad inteligente está para iluminar a los borregos y hacerles sentir más refinados y cultos de lo que son. No tienen ni idea de lo que significa lo que están viendo, pero les gusta y les llama la atención.

Los expertos por excelencia de este tipo de arte, si es que se le puede llamar arte, son los publicisitas de BMW. En varios anuncios han usado a personajes famosos diciendo cosas vanidosas, como el "be water mi friend", de Bruce Lee.

Ahora le ha tocado el turno a Jack Kerouac, emblema de la generación beat. Un tipo que nunca tocaría un BMW, ni que se lo regalaran. En el anuncio, un penoso "viajero" deambula por las llanuras de EE.UU mientras lee On the road en su flamante BMW. No hay un viaje más antagónico que el suyo, comparándolo con el de Keoruac y Neal Cassady. Qué vergüenza, por dios.

Basta ya de anuncios pretenciosos y de publicitar libros que son excelentes para vender coches pijos y exhuberantes.

Dudo que algún poseedor de un BMW haya leído ese gran libro.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust