Interesado homenaje a un emo

Hoy un emo me ha pedido un favor.

El sol ha llegado cuando yo no se lo pedía. La luz trae el orden y las sonrisas, las pérdidas de tiempo innecesarias y un injustificado buen humor. Cualquier gilipollas es feliz con más horas de sol al día. "Hay que aprovechar", comenta cualquier flatulento engominado por el centro de la ciudad. No hay nada que aprovechar, nada que ganar, y nada que perder. Más luz significa más horas de vida, esto que pesa y se alarga y jode y nunca sabes muy bien como gestionar. 
-¿Peeeero qué coño es esta mierda de entrada Vanity?
-Joder, Karl, mi puto gran manager. Hacía días que no sabíamos de ti. 
-Porque hace décadas que no escribes ni una puta mierda. Qué pasa, ¿Te has vuelto un moñas emo?
-No vas mal encaminado, un emo me ha pagado cincuenta pavos por hacer este post a lo depre. Me ha mandado un mail diciendo que le gustaba mi blog pero que no le gustaba la publicidad y que por otro lado veía demasiada vitalidad y buen rollo berlinés y que quería suicidarse. Me he sentido como una ONG para emos y le he pedido pasta y me ha dicho que OK y que me presentaría a sus amigas emo hot teens.
-¿Así que vas a cobrar 50 pavos?
-Sí.
-Pues quiero mi parte.
-Tú no has conseguido este curro. Lo que tú me consigues son viajes y editoriales que necesitan chanchullos y alguna chorba trasnochada, pero estos cincuenta pavos van para pagar la merca de este finde. Y, si me permites, tengo que continuar con mi homenaje emo.
La noche, fría y deslustrada, cansada y que pesa tanto como un cartucho de Resident Evil de la Play I, es el momento, los nanosegundos oportunos para desplegar el hastío y relamer las heridas causadas por un mundo injusto, febril, enfermo.
Nadie necesita la luz del sol, solo las plantas, y mierdas por el estilo. Cosas innecesarias que adornan el asfalto, y poco más. Un zumbado dijo algo de la fotosíntesis cuando, en realidad, mientras tengamos sabor a menta en los chicles tenemos más que suficiente. Asfalto, peñascos, ojos pintados que simulan lágrimas que luego caen de verdad. Esa es la movida.
-Y ahora cincuenta pavos so memo. YA. O llamaré a los gayers de Berghain.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust