Ibiza 2nd night

Coño, son las 23:30 y estamos en el apartamento. ¿Qué ha pasado?. Ah, sí. Estabamos en el Space, abrían a las 18h y hemos entrado a las 20h con una cuba bastante considerable…¿Y luego? Pues lo de siempre. Gafas de sol, bailando en la terraza. Que si la inglesa tiene novio, que si la rubita de la mini falda pasa de tu cara. Lo de siempre. Unos cubatas, unos pitis, buena música. ¿Y?, que hacemos en el apartamento a las 23:30. Solo hay una palabra explicativa de la situación: cristal. No, no hemos roto ningún vaso ni nada (si eres menor de 18 años deja de leer aquí).Teníamos un precioso diamante en nuestro poder que hemos ido degustando a lo largo de la noche. Y justo cuando estás con el subidón, pegando la última chupadita indiscretamente con Nat, Maniak y Denis. Segurata. Fuera. A la mierda. Fuck. Estamos en el balcón del apartamento viendo aviones que van hacia el aeropuerto. Pensado que son elefantes azules bailando. Esuchamos Troy Pierce y no tenemos mucho que hablar, todos estamos en algún rincón de nuestra mente, dejándonos llevar por esa droga cariñosa y agradable. Unos donuts, unos pitis de liar.

Al medio día hemos ido un rato a la playa, y antes al Eroski dónde nos hemos dejado 100€ y hemos comprado muchas cosas. He conducido el Ford Fiesta y hacía mucho calor. En la playa había una chica extranjera haciendo Top Less (con mayúsculas) con unos pechos espléndidos, morenos y duros y grandes. Mmmmm. ¿Salido yo? Nooooooooooooo (Seeeeeeehhhhhh). Hemos comido con el primo de Nat y su novia, pizza a elección. Ellos han pedido un pollo al ast que sabía a cartón a la brasa.

A ver como va mañana. Hoy voy a dormir acompañado; cristal es mi cielito.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust