Hunk E. Lexitron es una chica normal

katie-west-low-self-esteem.jpg
Me llamo Hunk E. Lexitron. Soy una lesbiana en un cuerpo de hombre. Tengo pene, pero imagino que la ranura de mi prepucio es mi verdadero mini coño. No sé por qué me llamo Hunk E. Lexitron. Un día me levanté y me miré las tetas en el espejo, son pequeñas, pero me van a crecer, estoy segura. Como decía, me estaba mirando las tetas emergentes y me dije a mí misma, "Me llamo Hunk. E. Lexitron". Y así fue mi cambio de nombre. Es raro, ya que Hunk E. Lexitron no es un nombre de chica, aunque yo sí lo sea. Pero también hay chicas con cuerpo de hombre que tienen un nuevo nombre de hombre, ¿no?
Quizá penséis que no soy demasiado inteligente, que estas cosas de cambiar de sexo y de nombre son propias de gente frustrada. Es cierto. Mi coeficiente intelectual no alcanza el 95, básicamente se debe a que necesito contemplar mi mini coño cada 10 minutos, así que me quedé sin tiempo para terminar la prueba debidamente.

Mis amigas son todas de un club de autoayuda llamado "Ya no me siento sola". La mayoría son drogadictas que vienen al centro para traficar y conseguir café y bocadillos gratis. Pero funciona. Siempre me digo "Hunk E. Lexitron, no estás sola, eres valiente y tienes un mini coño". Y entonces me lo miro y me relajo. Esto me anima, y salgo a la calle en minifalda. No tengo dinero y me cuesta pagarme la depilación, pero da igual, voy con pelos en las piernas y la cabeza bien alta.

El otro día hice una nueva amiga, creo que le gusto, se llama Lurden V. Manutheim, pero cuando vio que duermo en un contenedor de basura una vez a la semana cambió de actitud. La gente es muy interesada, ¿no es cierto? Le gusta mi mini coño, pero no le gusta mi casa y ya pasa de mí. Es una cerda.

Conocí a Vanity en un desfile de modelos trash. En uno de mis mejores trabajos profesionales conseguí entrar como modelo para un pase de discapacitados. Sillas de ruedas, amputados, cojos, jorobados, todos con sus mejores atuendos. Vanity estaba sentado en el palco, embelesado con tanta deformidad. Todos llevaban diseños muy elaborados, de las mejores marcas. La mezcla de glamour y defectos físicos extasiaba su mente. Al verle, sentía una fuerte atracción por él, supongo que aún tengo toques heteros. Vanity llevaba un sombrero de copa, un mononóculo y la cara pintada de Joker. Algo poco frecuente, la verdad. No me lo follé, pero me dejó que su perro dalmata lamiera mi mini coño, previo pago de todo mi dinero. Acepté sin pensarlo. No hay día en que no piense en lo afortunada que soy de haber tenido esta experiencia. Me digo, Hunk E. Lexitron, tu vida no ha sido una pérdida de tiempo.

Hunk E. Lexitron, repito para mí misma, has descubierto tu sexualidad, tu verdadero nombre y has tenido relaciones con el dalmata de Vanity. Pero a veces no funciona y me siento triste, cuando llevo dos día sin comer, el temor se apodera de mís tetas emergentes. Todo es difícil a veces. Pero la vida no todo son subidas, ¿no? Una vida como la mía también puede tener sus bajones. Lo veo dentro de la normalidad. Dicen que en el mundo la mitad de la gente pasa hambre todos los días. Yo solamente dos días a la semana. Soy una privilegiada.
A veces aun me acuerdo de Vanity. Iba con una chica rubia al lado, que se reía de los minusválidos que desfilaban por la pasarela. Les lanzaba piedras y les escupía. Una chica un poco vulgar, sino fuera porque la había visto en el cartel de dos películas.

Estoy contenta porque he vuelto a ver a Vanity, que me ha dicho que le contara mi vida porque así hablaría de mí y me haría un poco más famosa. Es un buen reportero y le caigo bien. A parte del grupo de autoayuda, es el único que me respeta por lo que soy. Siempre es honesto, aunque rechaze con insultos mis ofrecimientos para que duerma en el contenedor de basura.

Extracto de una conversación de Vanity y Hunk E. Lexitron

-Hola deformidad mental
-Hola Vanity

Como vemos, Vanity es muy sensible a su condición.

Esta es la cruda historia de Hunk E. Lexitron, sus sueños, sus ambiciones, sus problemas y sus luchas. Esperemos que la hayan disfrutado y puedan sacar alguna lección.
Propuestas de lecciones:

-Los enfermos mentales están muy jodidos.
-Las mujeres en cuerpo de hombre son una pérdida de tiempo.
-Vanity es un buen tipo.
-La cerveza sin alcohol es un engaño, igual que el café descafeinado o la quetamina.
-Las tetas emergentes son un requisito para tocar fondo. -Quiero asistir a un desfile de modelos de tarados.
-En los grupos de autoayuda dan café gratis
.

Fuente imagen:
http://www.flickr.com/photos/katiewest
www.homepagedaily.com
Autoría: Katie West

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust