Fragmentos escritos de cuatro días ebrios, hedonistas y polifacéticos

-La existencia de la bohème se debe gracias a una parte de la sociedad que se ensucia las manos y mantiene el sistema en orden para que los bohemios puedan celebrar su libre albedrío y crear por encima del vulgo.
-Correcto, querida. La bohemia se sustenta gracias a la idiosincrasia del pueblo. Pero veamos, el sistema que yo mismo intenté cambiar en mis épocas trotskystas revolucionarias es, a su vez, el que perjudica a los mismos que curran como cerdos y pasan el fin de semana comprando marcos electrónicos a crédito sin intereses. Luché contra el sistema cuando, en realidad, el sistema no me perjudicaba a mi especialmente. Antes de rendirme al mal llamado status artístico, me levantaba un jodido domingo a las 9 de la mañana y me pateaba media ciudad defendiendo a los 250 despedidos de amortiguadores Rodríguez. Y mientras, los 250 cabrones despedidos se quedaban en casa durmiendo con resaca porque se habían ido de putas la noche anterior. Cierto, la bohemia existe gracias al conformismo de la mayoría de la sociedad, y ello nos da alas a los que tenemos otra forma de entender la vida y la existencia. Pero no es ningún secreto, cualquiera puede sumarse a ello, aunque normalmente perecerá en el intento. Eso sí, los que se quejen de nosotros que luchen primero para mejorar su miserable vida, y luego ya hablaremos de cómo nos repartimos los papeles. ¿por qué coño tengo que estar sufriendo por lo mal que está el pobre proletariado si mientras éste está demasiado ocupado viendo el último episodio de Operación Triunfo ed. XXV o comprando un iPod para meter canciones de los Chichos y Shakira?
-¿me besas?
-Déjame primero acariciarte la nuca y lamer con la punta de la lengua tu tibio cuello.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-Es muy duro ganarse la vida con el arte de galerías, exposiciones, proyecciones, revistas, entrevistas, fiestas, museos, eventos, curadores, subastas. Cuando necesitas la opinión benévola de los demás para sobrevivir económicamente estás jodido, tu arte deja de ser arte, pierdes el control de tu obra y quedas sometido a los dictámenes de los demás.
-¿te queda coca, verdad?
-Sí, por otro lado, últimamente voy bastante al bingo, a jugarme la pasta con el póker, si gano lo suficiente, me retiro a leer, beber y follar. A estas alturas de mi vida, sólo quiero vivir dignamente.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-Supongo que lo sabes, que si tu y yo tuviéramos un ático en Montmartre, y recibiéramos al nacer el día, a través de la ventana y tendidos en la cama, la gentil tonalidad lumínica orquestada por el sol, seríamos, si cabe, mejores en nuestro arte.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-Los niños, en las escuelas, deberían visitar los hospitales y los enfermos terminales una vez a la semana. Aprenderían a convivir con el maldito tabú de la muerte. A plantarle cara, a comprender su dolor.
-Sólo son niños, no podemos meterles en un hospital sin que salgan deprimidos. Tienen que jugar.
-Cuando tienes la muerte delante, frente a frente, y tras el encuentro sigues con vida, volver a jugar es, si cabe, mucho mejor.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-Antes de que te vayas, quería decírtelo, me gustan tus medias rasgadas.
-Gracias. Por cierto, te felicito, cuando escuchas a Ryuichi Sakamoto, escribes mucho mejor.
-De nada. Querida, no escribo mejor. Escribo en otro estamento, posas tus palabras en confortable sofá, de terciopelo azul. Sé que te gusta más, armoniza con tus medias rotas.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust