Fango: cuando TUONO removió la tierra | perfil y mix 003

Fango-Tuono-Entrevista.jpg

Fango | perfil y mix | 003

 

[dropcap style="normal or inverse or boxed"]Lo[/dropcap] recuerdo con nitidez aunque parezca que fue hace años (hace apenas unos meses), el momento en el que insistí al cordial, paciente y manager ultra pro de Fango porque quería sí o sí entrevistarle en directo (vía Skype) y no por email. Hará dos o tres años que decidí, por principios, no aceptar entrevistas por mail salvo casos extremos. Las entrevistas por mail son, según como lo he ido viendo con el tiempo, una experiencia frustrante para todas las partes implicadas. El artista quizás es el más beneficiado, en el sentido de que tiene todo el tiempo del mundo para responder de una manera que quizás no sea ni cierta o esté tan perfeccionada que no responda a cómo es él o ella en realidad.

El periodista, en cambio, tiene que tragarse una respuesta que quizás hubiese querido matizar, y el lector recibe un producto manufacturado tan aséptico como si hubiese pasado por una dieta libre de azúcares, grasas o sabores un poco más ácidos de lo que recomienda el manual de lo políticamente correcto.

 

Valvae Fango | perfil y mix

Llegados a este punto, en el que me doy cuenta de que me he ido por las ramas, retomo mi entrevista con Fango sintiéndome un privilegiado por haberla hecho justo cuando el genio italiano, que vive en la campiña italiana y disfruta cultivando la tierra y paseando a sus perros en vez de vivir preso del frenesí y la hiperactividad urbanitas, lo comenzaba a petar seriamente tras la publicación de su álbum TUONO.

Es extraño, verdaderamente extraño, que alguien que no tiene una formación ni una trayectoria electrónica de años (aunque su vínculo con los fundadores del sello Degustibus fue determinante) alcance un estilo tan original, libre, maduro y que interpela a la pista con graves crudos y percusiones tribales y nos incomoda en el sofá de casa con melodías creepy y casi maliciosamente psicóticas. Eso sí, nada de volvernos locos. Como decía, Fango no es un socializer, ni tampoco un gótico darky chungo que se monta sus paranoias alone in the forest.

«Fango's Valvae is propulsive, nightmarish, and pretty damn solid» Maceagon Voice (Earmilk)

Fango es un tipo discreto, honesto y cuyo acercamiento a la música es tan genuino como falto de pretensiones. Si produces sabiendo más o menos donde quieres llegar y además no te comparas con nadie ni tiendes a dejarte llevar por influencias que te cuesta reconocer (porque te da rabia, porque crees que tú lo haces diferente, porque dices que pasas de los sonidos de moda...), estás cerca de habitar en una pequeña parte de la mente de Fango.

En la entrevista que publiqué en Beatburguer tuvimos la suerte de contar con una sesión suya exclusiva que he decidido recuperar por un motivo todavía más emocionante: la llegada de su nuevo EP Viscera 1/3 y lo heavy que lo está petando en todas las esferas y estratos electrónicos. Senseis como Michael Mayer, Laurent Garnier o Âme han respondido con un rotundo lo voy a quemar en la pista. Y no es para menos. Fango es un genio que remueve la tierra.

Fango | perfil y mix

Nota: para conseguir la entrevista vía Skype, propuse que un amigo mío italiano estuviese presente durante la conversación para que, en caso de necesitar una aclaración o matiz con el inglés, Fango pudiese sentirse 100% cómodo con la charla. Hasta ese momento solo había aceptado entrevistas por mail y la mía fue la primera entrevista en directo. Cuando me lo dijo, piel de gallina. ¡Ojo con Valvae!

 

Extra content: Esta playlist de Spotify, hecha por Fango, marca sus mayores influencias musicales desde sus años mozos. Lo dicho, un artista sui generis que está recibiendo su merecido reconocimiento sin tener que lanzarse a por una oleada de selfies y dj charts y logos molones (y no es que todo esto esté forzosamente mal, sencillamente que, si no es lo tuyo, logres avanzar sin depender de todo el circo).

 

• Find Fango in Facebook | Twitter | SoundCloud