F600 special guest post@ µ-Ziq Mira Festival_BCN

Ahí lo llevas, maestro.

F600 se ha prestado a mandarme un minipost sobre su experiencia con µ-Ziq, cuando le vimos en directo juntos en el Mira Festival el pasado fin de semana. Un buen shot para un gran músico, Mike Paradinas.

Cuando µ-Ziq asaltó la nave, la sala estaba disgregada, perdida, enrarecida o quizás ciega, pero nadie se enteraba de nada. Sí, señores, así fue; Panda Bear no dio pie con bola y dejó al respetable marcando busy. Paradinas, DNI británico, flema incluida, rozando lo nerd…¿What?
Pero fue pulsar el play y empezó a desparramar magia por toda la noble sala de Fabra i Coats. Los arpegios se fueron sumando uno tras otro, dale que dale, hasta formar un entramado imposible, como la mismísima Escalera de Jacobo.

 µ-Ziq se mostraba como el pequeño genio de Charing Cross, en un estado de forma envidiable, simplemente haciendo lo que le sale de las narices. De paseo por la galaxia, acompañado de unos visuales completamente sincronizados, impactantes, bellos y eficaces, diseñados por Oscar Sol —y mire usted que cuesta sorprenderse con el ya en desuso recurso de los visuales por el laptopista de turno—. En este caso el matrimonio fue perfecto y la sinfonía flotaba sublime ante los ojos blancos de la asamblea que levitaba sumergida en un ambiente absolutamente irreal.
Esa magia lo envolvía todo y nos fuimos entregando ingrávidos por los anillos de Saturno, incluso aparcando bajo tierra, cuando el drill n'bass se apoderó de los terrícolas; estos desplegaron toda la emotiva rabia contenida que pueda quedar después del último recorte; rabia en formato pogo espontáneo.

En definitiva, el buen hombre de Mike Paradinas, de la manita nos paseó por su biblioteca seminal, desde Tango n'Vectif hasta Chewed Corners, Kid espátula o Gary Moscheles acudieron invitados en la reencarnación perfecta de un sonido que nos recuerda que el camino de la música electrónica siempre ha corrido por otro carril, que no es el mundo de los Djs y del mainstream. Años luz distancian a este absoluto genio de las melodía del más allá y los ritmos rectangulares, mucho más cercano a su par Aphex Twin que a los guiños hedonistas que emite una cultura que a veces olvida por qué nos enamoramos de esta música abstracta. La música que solo empieza cuando los prejuicios terminan, y  un capo como µ-Ziq asume el control. Inmenso es poco.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust