Esto es Muy Tao Lin

Alguna fiesta tiene que haber hoy en la ciudad. Uno no pilla merca por las buenas. Para luego tenerla en casa, en la mesa auxiliar del comedor, mirándote con ojitos virginales y blancos. La merca exige atención, igual que la crisis o un Tamagochi. Debo reconocer que ahora le estoy prestando mucha atención a Tao Lin y su Robar en American Apparel. Estoy subrayando cosas del libro como si me fuera la vida.
Lo tenía en inglés, comprado en London, pero no lo había leído. Y ayer compré la traducción al espanis. Una buena compra, junto a una Alhambra y alguien que odia las tapas duras de Blackie Books. 
Y cuando lees a Tao Lin, de golpe pasas a hablar así:
-A mí me gustan las tapas duras de Blackie Books. Libro-objeto, ya sabes.
-A mí no. La sala de abajo de la librería huele a humedad.
-Lo húmedo a veces me inquieta. ¿No conoces a Slavoj Zizek? Es stalinista.
-Vale, pero entonces invito yo.
-Y estos libros en formato pequeño. Conozco a uno de sus autores.
-En este sitio no saben hacer cappuccinos. 
-Nunca he pedido un cappuccino. Me da respeto. Cuando voy a un quiosco siempre miro las portadas de Primera Línea. Me gusta ver tetas. Y eso que ya veo mucho porno.
-Yo intento robar las películas X para poner las caratulas en mi cuarto. Al lado del Mac.
-A veces pienso en la muerte de Steve Jobs. Hacía terapias naturales.
-Sí, pero murió igual. 
-Es verdad.
-Sí, es verdad. Y los iPad son bastante caros. Todavía no he conseguido robar ninguno en ninguna Apple Store.
-No tiene que ser tan difícil.
-No.
-Ya.
Cuidado, un domingo puede ser más divertido de lo que parece.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust