Escritor ola k ase por...¿La noche de Sant Jordi?

Sant Jordi es conocido por el día en que todo el mundo que no lee compra libros que no va a leer. Y eso es bonito. Europa es también conocida por ser un continente que compra mucha más comida de la que come. Y no pasa nada aunque, claro, los periódicos publican noticias al respecto haciendo que el ciudadano medio europeo se sienta mal por tirar lonchas de queso enteras y podridas a la basura.
En el sector editorial, el día de Sant Jordi es también conocido por ser el día en que todo el mundo se pone ciego, pero eso es el pan-merca de cada día. Mientras hay luz de día, editores y escritores sonríen y firman y saludan y acompañan a los autores, pero sin ir al baño. La cosa se pone fina al caer la noche. Las librerías cierran y un garito de Sants se convierte en el verdadero hervidero. Por ejemplo:
—Ola k ase, escritor. ¿Has firmado mucho?
—Brutal, man. Mi madre ha venido con dos colegas divorciadas. Mi abuela con las de la resi. Eso ya suman como 6 (iba a venir otra de la resi, pero la palmó hace dos días, bajón). Luego ha venido una tía a la que le dije que era un escritor de novela romántica y le he endosado el libro, aunque no quería follar.
—Es duro ser un escritor hipster a estas alturas, ¿no? —Se acabó la fiesta, dicen. El escritor se coloca las RayBan, que tenía en el bolsillo y no se ha puesto en todo el día, y saca un cigarro como de un lugar extraño parecido a un bolsillo-pitillera. Y responde al periodista moderno.
—Qué va, hombre. Aquí nadie escribe, esto es la excusa para petarlo luego. No me viene de trescientos libros más o menos. La pasta fluye igual de Wall Street. Es un manantial muy fuerte. ¿Has visto hoy el IBEX? O sea, la peña comprando libros y yo gozándolo con la caía de la prima de riesgo. Sin condón. JOJO. Eso  de sudar por las firmas es para los petaos de autoayuda y novelas pochas para adolescentes con la regla new arrival y abuelas al borde de la muerte. Aquí el que escribe lo hace para montarse parties rarunas, ponerse ciego un rato y luego, si no sale bien la jugada, un par de putillas y a liarla.
Pero hay otras versiones, más oficiales, digamos.
El Dragón de Sant Jordi secretamente más aclamado de la eterna jornada literaria. #MuyFan.
—Ola escritor k ase.
—Oh, ¿qué hago? Gozar de este luminoso y lleno día de jolgorio lector. Por fin he podido conocer a muchos lectores, de esos que leen en sus moradas, y que por San Jordi vienen a verme para decirme que les gusta mi trabajo. Es la mejor recompensa, realmente.
—Ajá. Gran día lector. Enhorabuena.
—Gracias. Te voy a contar algo secreto, te lo dejo ir porque estoy abierto y receptivo ante todo, hoy es un día especial. Estoy preparando una NOVELA HISTÓRICA DE VAMPIRO$$$$$$ PERO CON MUCHO SEXXX$$$$$$$$OOOOOOO.
Ya tenemos un nuevo candidato a las selectas firmas de El Corte Inglés del año que viene. Las Sombras del Crepúsculo de los Pilares de Grey.
El resto, nada, a pillar el ciego y a gozarlo. Aunque las chicas de prensa se escapen por debajo de la mesa. Antes de tiempo. 
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust