En busca de la vanidad extraterrestre

E008760.jpg


Los extraterrestres tienen tantas ambiciones facinerosas como nosotros. Así lo dictamina el mejor y más monstercock científico del mundo, Estefano Hawk. "No deberíamos ir a visitarles, nos harían un bukkake facial de lo más trash".
La semana pasada hablé con el director de Virgen, que tiene un cohete espacial con la bandera de Panamá pintado en el alerón, junto al equipo Pioneer. Es un buen amigo de batallas, montamos un grupo de indie rock techno-gótico en L.A, cuando yo tenía 7 años y él 35. Le propuse la idea, la nueva colaboración. Un viaje con su nave en busca de los extraterrestres tan malos que nos esperan para jodernos la vida y robarnos lo poco que tenemos. Estefano también dijo que "una invasión extraterrestre podría ser parecida a lo que Colón hizo con América, saquear todo lo que tenían, es posible que ellos hayan terminado con sus reservas y actúen del mismo modo en que lo hacemos nosotros, saquear para sobrevivir". Visto así, y aplicando la ancestral máxima de "si no puedes con el enemigo, únete a él", lo que pretendemos el Señor de Virgen y yo es llegar a su planeta y decirles dónde está la Tierra para que vengan y la saqueen a su gusto para luego pasar a formar parte de sus filas y vivir de renta hasta el final de nuestros días. Si los extraterrestres van a terminar con nuestra especie, por lo menos tendremos a dos supervivientes que podrán follar con extraterrestres y provocar la necesaria mutación genética del ser humano. Siempre he querido tirarme a una extraterrestre. Sin duda, sería el polvo más extremo conocido por un ser humano, más que montárselo con Dios en una bacanal LSD.
El viaje interespacial tendrá lugar en breves minutos. Despegaremos desde Siberia, sin prisa, comiendo pizzas congeladas que volarán por la nave manchando las paredes y los paneles. Estefano nos ha preparado unos sudokus difíciles para pasar el rato muerto. Y pronto encontraremos algunos extraterrestres con los que negociar el fin de nuestro planeta. También prepararemos un concurso Reality Show en el que entrarán algunos analfabetos en una casa y el ganador vendrá con nosotros para conocer a los extraterrestres y como premio por ser el ganador se lo comerán y lo retransmitiremos por televisión satélite (junto con un programa para Linux y otro para Mac).
La carta que hemos preparado en sánscrito para nuestros futuros amigos dice así:
"Amigos extraños,
Somos dos seres humanos que venimos de una Galaxia tercermundista, venimos en son de pasta. En nuestro planeta hay drogas y asfalto y centrales nucleares. Pueden quedarse con ello, salvo que nos dejen con las primeras ediciones de Charles Bukowski y su máquina de escribir. Por una módica cantidad y un chalet equivalente a nuestra zona de Beverly Hills, les cedemos la ruta exacta para que puedan venir y cargárselo todo.
Extrañamente,
El señor Virgen y Vanity Dust
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust