El Triforce emerge

Triforceyeah.jpg

A veces, muy pocas veces, confluyen una serie de factores en tu vida que generan unas turbulencias equivalentes a las de un Boeing 747 conducido por Bin Laden. Un curro estable, estudiar lo mínimo para ir tirando, estar más horas al día con un cigarro en la mano que sin nada, Monegros, Londres, nueva novela en mente, la chica del nuevo continente, pasta, apartamento nuevo en paraíso fiscal.
Todo esto ocurre en mi vida de pequeño burgués en expansión intelectual por la blogosfera y el mundo de la intelectualidad alcohólica. Podría demorarme y detallar mucho más cada una de las cosas enumeradas arriba que giran alrededor de mi vida. Pero no (aunque sé que queréis que os hable de como es mi apartamento en el paraíso fiscal y sí, tiene vistas). En vez de ello, os voy a hablar de potencial; puro y duro potencial. Según Aristóteles y según mi madre, el potencial es aquello que uno no es, pero que puede llegar a ser.
Bien, empecemos. Ambientalista, 24 años, estudiante de cosas ecológicas y fumador de Marihuana, proviene de las islas que no son Ibiza pero que están cerca, toca instrumentos de viento y tiene un cuerpo perfectamente proporcionado. Bajito, le gusta la escalada y tiene el pelo más molón del barrio. Actualmente es mi compañero de piso y cuando está de exámenes se queda hasta las 5 de la mañana estudiando ( jaja no joder, inocentes) jugando a la Nintendo DS Final Fantasy III o leyendo Las partículas elementales. Ha abierto un nuevo blog(Paraisos Curvos) que todavía no ha actualizado ya que ahora aún sigue despierto, no ha dormido y son las 12 del mediodía. El día en que lo conocí nos concentramos en la UAB, en protesta por lo jodidamente caros que están los pisos, no es que me importe, sólo quería pillar churris hyppies. Nos hicimos amigos y le hablé de No Logo de Naomi Klein y él eructó varias veces mientras bebía Xibeca. Eso es potencial.

Spence, este hombretón de 24 años ya está cosechando sus primeros éxitos con su recién abierto The Spence Blog con tintes Bukowskianos y autobiográficos. Devora libros de la misma forma que Pamela Anderson pollas (en sus mejores momentos, lo siento Borat). Está a punto de publicar su primer libro de la mano de una editorial desconocida que le cobra dinero por publicar una tirada de 400 ejemplares (no está nada mal, pero no sé si las portadas sirven para hacer barbacoa). Tiene una moto 125cc que le costó una pasta y que está pagando a plazos. Bebe agua y sobretodo Coca-Cola y hace todos los esfuerzos posibles por ocultar sus michelines cuando se sienta.

Arte, arte y más arte, vamos a darle unas pinceladas esotéricas a este mundo cruel y feo, pondremos cuadros de chicas desnudas en los anuncios de las paradas de autobús. Mostraremos lapidaciones de publicistas (gracias, Beigbeder) en vez de anuncios. La colonia de Paris Hilton pasará a ser una selección de sus mejores zurullos. Las chicas deben ir en bici con falda y sin sillín. Y ese tipo de cosas, como drogarse y alimentarse de setas alucinógenas. Haremos Raves que durarán un año y, cuando terminen, antes de que pase el camión de la basura pasará la empresa funeraria.

Potencial, Ambientalista, Spence, Vanity, han unido sus mentes en un Triforce que puede tener una repercusión de una magnitud similar a una Monster Cock (buscadlo en Google, por favor).

Escribiremos, escribiremos y viviremos todo lo posible para que nuestras vidas de antemano estables y solucionadas puedan convertirse en auténticas montañas rusas de experiencias y locuras (siempre con el cinturón de seguridad puesto, claro). Lancémonos a la decadencia, a la fiesta, al sexo de pago, a lo que nos echen.

Con medicación psiquiátrica, con problemas de drogodependencia, más suspensos que aprobados y más millonarios que mileuristas, el Tridente avanza con paso sereno y firme a la exuberante vida del arista, del creador, del fenómeno. El arte está en todas partes, en cada trabajo, en cada momento, en cada experiencia. Nosotros hemos encontrado el nuestro, y estamos decididos a ir a por él.

Ambientalista, Spence, Vanity. El Tridente español desbocado, la nueva prosa española del s.XXI.

Secundados por Western Eyes y Southmac. Gracias chicos.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust