El tiempo se acelera y a ver donde tienes la **** cabeza

Platos por fregar, cosas que pasan. Esta semana no paro de comentar con la gente (en especial con la cajera del Caprabo que a El Filósofo y a mí nos llama 'cariño', ojo al dato), que este año está pasando jodidamente rápido. De hecho, desde septiembre que la cosa avanza muy a lo loco. La sobredosis de curro mezclada con la sobredosis mercantil provoca una mezcla algo delirante cuya conclusión es: joder, qué puto día y qué puto mes son. Y tú quién leches eres y qué hago yo aquí.

Ahora que esto del curro es una gran preocupación, como antes lo era conseguir una hipoteca a 50 años, ir de veraneo a Marina d'Or y copiar en los exámenes de la fuckultad, o incluso follar gratis y luego comentarlo, debo decir que la mayoría de mis curros no cotizan, son corruptos y pueden incluir tráfico de influencias —los arreglos a la vecina del cuarto—, apropiación indebida —de cosas hipsters de tumblr—, venta de 'cosas' sin permiso, un taller de fabricación de rulos y apropiación de mobiliario público —coches de diputados, por ejemplo— y, por supuesto, las rimbombantes ventas de Lady Grecia, On Fire, la publicidad en el blog, las sudaderas del FBI y las camisetas de chicas en bikini.

Pero el tiempo pasa demasiado rápido, cojones. Apenas recuerdo lo que hago, con quién hablo, dónde me levanto o a qué hora me fui a dormir.

—Hey, yo. ¿Cómo estás, Vanity?
—Te lo juro que fue sin querer, tío. De verdad que tu hermana solo vino a que le diese una copia de Lady Grecia. En serio. Luego ella me dijo 'no tendrás un toque blanco para estrenar la portada'. Y luego pasamos a probar la portada. Ya me entiendes, es que no puedo evitarlo, cuando me hablan de portadas y de blancura. Fue ella, ya me entiendes. Una cosa llevó a la otra. No me mires así, espero que no sea por los arañazos que le dejé, joder.
—Qué putas dices, tío. No tengo hermanas. ¿De qué hablas?

Cosas así, todo el rato.

—Muy estimado portero, ¿he recibido algún paquete hoy? La funda del iPhone 5, por ejemplo. Hace ya un par de días que me llega con retraso.
—Chaval, atontao. Aquí o pagas 20 pavos o no te la chupa ni tu puta madre. 

No hay manera. Es que no me aclaro. Probemos otra vez.

—Me alegro de verte. Es...digamos muy intenso que hayas tenido un hijo. Eustaquio, ¿cierto? No veo nombre más adecuado. Seguro que va para príncipe. Quiero decir, yo incluso envié un currículum para ser príncipe. Un buen trabajo. Pero me dijeron que mis documentados intentos de suicidio me restaban demasiados puntos, incluso para la primera entrevista.
—Su anterior iPhone 4S todavía no ha sido liberado, llame dentro de 72h. 

O esta otra.

—Feliz navidad.
—Soy judío.*

esta última epic metida de zamba está dedicada a Riot Über Alles.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust