El restaurante "Granja"

Me gusta comer en un restaurante llamado Farm, es pintoresco. En algunos restaurantes puedes elegir el marisco de la pecera. Se lo cargan, lo cocinan, lo comes. En Farm, antes de pasar a las mesas, visitas el establo de caballos. Eliges, se lo cargan, te lo comes. Es un sitio caro y servicial, por ello, puedes comprar el caballo entero y te guardan las partes más suculentas y las envían a domicilio. Yo siempre pido la cabeza. El gran miembro del caballo suelo ponerlo a disposición de un viejo amigo director de películas zoofílicas. Pienso que ayudar al porno, sea del tipo que sea, es una obligación moral para los que queremos un mundo más libre para los gordos frustrados y pajilleros.
Ahora mismo tengo una chuleta en mi mesa y una rubia haciendo un oral en los bajos (no puedo dejar de informar tal agradable detalle).
El problema de Farm es que no dejan entrar a mis sirvientas hawainas que me abanican con hojas de palmera. Una pena. Respecto a la oferta culinaria, me hallo negociando con un australiano la carne de canguro y avestruz. Aun me quedan resquicios de mi época como estudiante de Economía.

Sigo comiendo. Buen provecho.

- Posted using BlogPress from my iPhone

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust